María dejó grandes lecciones de cara a la nueva temporada

Expertos repasan lo que quedó al descubierto en el país durante la pasada temporada de huracanes que se vio marcada por el azote de dos temporales

Por Lyanne Meléndez García

A raíz de uno de los fenómenos atmosféricos más potentes que nos ha azotado en la historia, cobra aún mayor importancia conocer las realidades de la isla al iniciar hoy la nueva temporada de huracanes.

La experiencia del paso de Irma y María dejó al descubierto ciertos aspectos que invitan a los ciudadanos a la reflexión y a una mejor preparación. Así lo afirman varios expertos consultados por Metro, quienes desglosaron ciertas áreas en las que tanto las familias como el gobierno deben atender con urgencia.

“Todavía nos hace falta mucho para que estemos lo que podemos considerar como preparados así que nuestra recomendación es que las familias aprovechen este tiempo que nos queda antes de que llegue la temporada alta para prepararse mejor”, dijo la directora ejecutiva de la Cruz Roja en Puerto Rico, Lee Vanessa Feliciano.

Por su parte, el exrepresentante de los consumidores en la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Luis Santini Gaudier, expuso que la lección que dejó el huracán es que “tenemos que tener en cuenta que la naturaleza es muy poderosa y tenemos que prepararnos con suficiente antelación para amortiguar cualquier impacto de un evento atmosférico”.

Necesidad de un plan familiar

Una de las prioridades del gobierno y de organizaciones como la Cruz Roja, es la necesidad de que los ciudadanos se preparen para días suficientes. Aunque para las temporadas de huracanes pasadas se decía que había que tener suministros para tres días, el huracán María evidenció que esto no es suficiente para sobrevivir.

“Tenemos que identificar las necesidades como familia y como comunidad tomando en consideración que prepararnos va a requerir hacer unos gastos que no deben ser inesperados porque sabemos que debemos de prepararnos”, indicó Feliciano al llamar la atención el tener un plan que cubra todas las áreas, incluso las familias, puntos de encuentro, mascotas, entre otros. Llamó la atención a la importancia de buscar puntos de encuentro en caso de que colapsen las telecomunicaciones, como ocurrió durante el huracán María.

Deteriorado sistema eléctrico

A más de ocho meses del huracán María, uno de los aspectos que ha quedado en discusión es la infraestructura energética del país que dejó a miles de personas sin servicio por meses.

En ese sentido, el exrepresentante de los consumidores sostuvo que si bien el gobierno sabía la vulnerabilidad del sistema aún así el huracán dejó al descubierto que no se hizo mucho para manejarlo.

“Conocíamos que estaba deteriorada las plantas y las líneas de transmisión y distribución y sobre todo se conocía ampliamente que había que iniciar un proceso de desganche urgente y no se hizo nada”, dijo Santini Gaudier, quien estuvo en la Junta hasta el 26 de junio cuando el gobernador la disolvió para crear una nueva composición de la misma.

En mayo, es decir cuatro meses antes que azotara Irma y María, autorizaron mediante resolución al entonces director, Ricardo Ramos, una declaración de emergencia para que se tomaran las medidas en prevención de la temporada de huracanes, se autorizó la reparación de Palo Seco y que contrataran a tres compañías de desganche. Sin embargo, Santini Gaudier señaló que Ramos “no hizo absolutamente nada y al no tomar las medidas preventivas para la época de huracanes las consecuencias fueron mayores”.

Atención a la salud mental

Más allá de las necesidades físicas y de servicios, el huracán María demostró la necesidad de atender la salud mental. Esto tras un aumento en los suicidios, así como en las llamadas de ayudas en crisis. Según Kalitza Baerga, de la Asociación de Psicología, “en efecto una de las grandes lecciones del huracán María es la importancia de dedicar esfuerzos para fortalecer la salud mental de todos”. De hecho, sostuvo que los síntomas de padecimientos mentales “se pueden agravar con los estresores  experimentados al enfrentarse a todas las vicisitudes que vivimos como pueblo al pasar el huracán María”.

Mientras, Amarilis Ramos, del Grupo de Servicios Especializados en Psicología e Integrativos (SEPI), coincidió en que a raíz del huracán María se evidenció que “hay una gran necesidad de atención de salud mental”. Detalló que es importante que las agencias y organizaciones deben tomar las medidas para prevenir situaciones de salud mental. “No se pueden prevenir que sucedan cosas, si no buscar que elementos que nosotros tenemos como ciudadanos o como agencias u organizaciones hacer para prevenir o minimizar las situaciones de salud mental”, explicó Ramos.

Quiénes son más vulnerables

Cruz Roja Lee Vanessa Feliciano | Foto: Gil Reymundi

“El paso del huracán María nos enseñó quienes son las personas más vulnerables en nuestro país y las personas de edad avanzada demostraron tener una vulnerabilidad mucho más alta que otras personas”, aseguró Feliciano. Señaló que el huracán probó la importancia de que hace falta tomar en cuenta a los ancianos así como personas con necesidades particulares. 

“Tenemos que saber que si hay personas de edad avanzada en nuestras familias que dependen de nosotros, tenemos que prepararnos especialmente para trabajar con ellos”, explicó. También planteó que uno de los problemas era que no tenían medicamentos para varios días, otros no sabían cómo manejar los generadores, y no tenían forma de comunicarse con sus familiares; detalles que sostuvo se deben tomar en cuenta. “Tomar todo en consideración que sabemos que tanta crisis causaron con el huracán María para estar listos para la próxima ocasión”, propuso Feliciano.

Loading...
Revisa el siguiente artículo