Recomendarán elección de delegados para llenar silla de Samuel Pagán

Así lo dijo a Metro Rafael "June" Rivera, secretario del PNP

Por Ronald Ávila

El secretario del Partido Nuevo Progresista, Rafael “June” Rivera, recomendará una elección de delegados para llenar la vacante del exrepresentante Samuel Pagán, quien renunció el martes luego de una investigación por irregularidades en contrataciones de su oficina legislativa.

En entrevista con este medio, Rivera, quien también es miembro de la Asamblea Legislativa, indicó que el proceso sería similar al del expulsado Ramón Rodríguez. En primer lugar, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, tendrá que notificar oficialmente a la colectividad sobre la dimisión del exfuncionario, para entonces comenzar un proceso oficial que será estipulado por la Junta de Gobierno de la palma.

“Luego de que la Cámara lo notifique al partido, tendrían 60 días para llenar la vacante. Yo voy a recomendar que sea una votación de los delegados del distrito”, comentó.

Rivera agregó que como Pagán Cuadrado dejó su puesto ayer, el código político le da 15 días de jurisdicción a la cámara baja para retener la renuncia si el legislador es parte de una pesquisa. Por tanto, no será hasta junio que sea efectiva la dimisión del exrepresentante del Distrito 35.

Se espera que la elección, luego de pasar el proceso de radicación de candidaturas, se realice a mediados de agosto, explicó Rivera.

Pagán Cuadrado saltó al ojo público en días recientes luego de que el programa de Jay y sus rayos X denunciara varias irregularidades en el otorgamiento de un contrato de $180,000 a la empresa International Legislative and Goverment Consulting Group, propiedad de un adepto del PNP, Isoel Sánchez. Este último subcontrató a otras personas para trabajar en la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Noreste, presidida por el exrepresentante. Las funciones de dichos contratistas debían ser realizadas por empleados de la oficina del exlegislador.

También enfrenta una querella ética por, presuntamente, despedir a un empleado que denunció un patrón de hostigamiento sexual por parte de su esposa, Nancy Malavé Torres, quien era empleada del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz. La Oficina del Contralor Electoral, además, realiza una auditoría sobre su campaña a la elección del 2016, por posibles violaciones a la Ley para el Financiamiento de Campañas y el Código Penal.

Loading...
Revisa el siguiente artículo