Señalan DE acelera cierre de escuelas

Local Sindical AMPR cuestiona el proceso de mudanzas en escuelas al reclamar nuevamente el análisis de cierre

Por Lyanne Meléndez

El proceso de mudanza en las escuelas que figuran en la lista de cierre comenzará en días lectivos poco antes de que concluya el semestre escolar. Así lo establecen directrices que criticaron ayer portavoces de la Local Sindical de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) al cuestionar el proceso de mudanza en los planteles.

La secretaria general de la Local, Grichelle Toledo, señaló que ya directores de los planteles que cerrarán han dado instrucciones para que los días 29, 30 y 31 de mayo los estudiantes no tengan clases, para que los maestros empaquen la mudanza. Los alumnos deben regresar el 1, 4 y 5 de junio para concluir el 6 de junio. Toledo recordó que, tras el huracán, se extendió el año escolar para cumplir con el tiempo lectivo. “Vemos que, de la noche a la mañana, esos tres días que tanto insistieron ahora no son importantes”, precisó la portavoz de la Local, quien solicitó nuevamente el análisis de cierre y, a la vez, criticó que 5,000 maestros transitorios podrían estar en peligro luego del cierre de 266 escuelas.

“¿Por qué tenemos que hacer que nuestros maestros regresen si no van a haber materiales, libros y las escuelas van a estar empacadas?”, sentenció Toledo al criticar que no está dentro de las funciones de los maestros el realizar el empaque de mudanza, más allá de tomar sus artículos personales.

Las críticas de la Local de AMPR surgen poco después de que en la escuela Honorio Hernández en Quebradillas llegara personal de la Autoridad de Energía Eléctrica con una orden para cortar el servicio de luz, pese a que el plantel no ha concluido sus labores. El DE aseguró que, a raíz de esta situación, están tomando las medidas para asegurarse que no ocurra en el futuro.

DE asegura no se afectarán estudiantes

En declaraciones escritas, la secretaria de Educación, Julia Keleher, indicó que los maestros no realizarán la mudanza, sino que “deben recoger, empacar y proteger los recursos de los estudiantes”.

Además, sostuvo que el proceso “no debe perjudicar el final del curso escolar, ya que todo se atenderá dentro de una logística delineada previamente; es decir, las escuelas tienen instrucciones de que los estudiantes trabajen en sus hogares los proyectos de PBL (Project Base Learning) durante esos días, como parte de la fase final de estos procesos educativos que han estado llevando a cabo durante todo el año escolar. Luego regresarán y realizarán las presentaciones finales de estos. Igualmente, si los directores y maestros prefirieran ofrecer clases esos días 28, 29 y 30, pueden hacerlo e ir a trabajar a las escuelas el 7 y 8 de junio, para concluir el empaque de los materiales que corresponda”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo