Derogación bajo premisa equivocada

Datos de la Administración de Tribunales demuestran que los casos por Ley 8o son pocos, pero un abogado explica por qué no es razón para eliminarla

Por Ronald Ávila

Ciertamente, son pocos los casos que llegan a las salas de los Tribunales por concepto de la legislación de indemnización por despido injustificado, pero es un error utilizar la premisa para defender la derogación de la también llamada Ley 80.

Así reaccionó el exsecretario del trabajo y abogado laboral Frank Zorrilla,  luego de las alegaciones de Carlos “Johnny” Méndez, presidente de la Cámara de Representantes, quien defendió la propuesta de la Junta de Control Fiscal (JCF) y el gobernador Ricardo Rosselló amparándose en que solo se  radican “2,000 casos” y un 3 % llega a corte.

Según Zorrilla, la mayoría de las demandas son archivadas no porque a la Ley 80 le falte efectividad, sino porque en los tribunales se fomenta llegar a transacciones para ahorrarse el proceso en corte.

De acuerdo con las estadísticas de la Oficina de Administración de Tribunales, en el periodo de 2015 a 2016 se presentaron 1,167 casos, de los cuales 779 fueron archivados. Del total, además, se encontró con lugar unos 130 y otros 47 sin lugar. Cifras no muy lejanas corresponden al periodo 2014 a 2015, cuando se radicaron 1,065 casos, de los que fueron archivados 612, prosperaron 128 y otros 54 se cayeron.

“La gran mayoría de los casos por Ley 80 se transigen. Muchas negociaciones se dan de tipo privada, y las personas desisten de la reclamación. En estos casos, es cuando el patrono logra la transacción, se firma un acuerdo privado y el representante legal del demandante retira el caso y solicita el archivo”, explicó el letrado.

El abogado laboral agregó que la eliminación de la Ley 80 traería “incertidumbre” en el escenario laboral, pues la legislación busca evitar los “caprichos” de los patronos.

“La mesada únicamente se concede al empleado por ser despedido injustificadamente. Si el empleado no cumple con su trabajo, no tiene derecho a la mesada. La Ley 80 lo que persigue es evitar el capricho de los despidos y que cada despido se relacione con el desempeño del trabajador”, agregó Zorrilla.

La derogación de derechos laborales, continúo el exsecretario del Trabajo, sería terreno fértil para que las uniones entren en empresas privadas. “La unión no hacía falta porque todo estaba legislado”, soltó.

Rosselló, durante su mensaje de presupuesto el martes, dijo a la Asamblea Legislativa que, en aras de preservar las licencias de enfermedad y vacaciones, así como el bono de Navidad, transó con la JCF eliminar la Ley 80. Además, proyectó que, una vez se elimine el estatuto, la economía crecerá en un .2 %.

No puede defender propuesta

Más allá de comentar que las proyecciones económicas de la JCF sobre la Ley 80 están en el plan fiscal, el secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, no pudo sustentar con datos los beneficios del acuerdo suscrito por Rosselló. El funcionario, más bien, dijo en el programa Dígame la verdad, en Radio Isla 1320, que será en las vistas públicas de la Legislatura donde aflorará dicha información.

Legisladores que se unieron al pedido de Rosselló

• Michael “Abid” Quiñones

• María “Tata” Charbonier

• Luis “Junior” Pérez

• Jacqueline Rodríguez

• Rafael “June” Rivera Ortega

• Lourdes Ramos

• Abel Nazario

• Margarita Nolasco

• Manuel Claudio

Loading...
Revisa el siguiente artículo