Gobernador anuncia recorte de 22% en el presupuesto

El primer ejecutivo informó que para las operaciones gubernamentales se destinarán $7,015 millones

Por Inter News Service

Luego de recortar un 22 por ciento en comparación con el último presupuesto del pasado gobierno, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares presentó ante la Asamblea Legislativa el presupuesto para el año fiscal 2018-2019 que asciende a $8,730 millones y el presupuesto consolidado de $25,323 millones.

El primer ejecutivo informó que para las operaciones gubernamentales se destinarán $7,015 millones.

Rosselló Nevares exhortó a la Legislatura a evaluar lo logrado tras una sesión de diálogo con la Junta de Supervisión Fiscal para evitar que el organismo federal elimine el Bono Navidad para los empleados públicos y privados, y reduzca los días de vacaciones y los días por enfermedad a los que tienen derecho los empleados del sector privado y los fondos que necesitan los municipios.  

“Nadie debería aspirar a que estas controversias estén sujetas al mandato de un Tribunal federal. Nadie”, sentenció el primer mandatario durante su alocución en el hemiciclo de la Cámara de Representantes. 

Y agregó: “Les pido su confianza para que demos este importante paso juntos. Para que aquellas familias que están viéndonos en sus casas y están considerando irse de Puerto Rico, vean en este acuerdo de presupuesto un paso inicial para una nueva oportunidad de quedarse aquí, en su tierra”.

De la misma forma, Rosselló Nevares informó que se garantiza el pago a las pensiones. Y mediante lo conversado con la Junta de Supervisión Fiscal se asegura el desembolso de $78 millones que aprobó esta Legislatura para los municipios durante el actual periodo de recuperación.  

Se crea además el Fondo de Desarrollo Económico Municipal de $50 millones anuales y se garantizan la implementación del Nuevo Modelo Contributivo para Puerto Rico.  

El acuerdo también incluye la asignación de $25 millones adicionales para la Universidad de Puerto Rico y se crea el nuevo Fondo de Emergencia, necesario para enfrentar cualquier catástrofe en nuestra Isla.  

Como parte del acuerdo con la Junta de Supervisión Fiscal, se hace necesario legislar para dejar sin efecto la Ley 80, pero se asegura que ninguna otra ley o derecho del trabajador se verán afectados.

“Señoras y señores legisladores: ustedes conocen todo lo que está en riesgo.  Ya yo ejercí mi responsabilidad y confío plenamente en el compromiso que ustedes tienen con Puerto Rico. Todos los planes y acuerdos tienen sus fortalezas y sus debilidades. Este nos une en la gran mayoría de sus partes y nos pudiera desunir en un solo ámbito. Mi llamado a ustedes es que logremos este acuerdo juntos y demos el paso hacia el primer año de crecimiento económico de Puerto Rico en una década”, expresó el primer mandatario.

El primer ejecutivo destacó que el acuerdo del presupuesto contempla el aumento de sueldo de $1,500 anuales para todos los maestros del sistema público. Asimismo, garantiza el aumento de sueldo de $1,500 anuales para la Policía.

Igualmente, Rosselló Nevares estableció que tras lograr un acuerdo para el presupuesto se debe continuar realizando los cambios necesarios para la reconstrucción de un nuevo Puerto Rico, para lo que estableció varias prioridades.

“Las prioridades están bien definidas: la reconstrucción de Puerto Rico y la transformación más grande en la historia de lo que se conoce como el gobierno. Lo que no sirve, se cambiará para que responda de manera más ágil y eficiente al pueblo; y lo que funciona, se modernizará para que sea mejor”, sentenció.

Además, el primer ejecutivo detalló las diferentes reformas entre las que destacó la reforma digital para tener un Gobierno moderno y tecnológicamente actualizado para facilitar los servicios a la ciudadanía. También, la transformación educativa que se estableció para cambiar a un sistema que tenga como su razón de ser al estudiantado.

De otro lado, según explicó el primer ejecutivo el nuevo modelo contributivo tiene como objetivo redistribuir la carga impositiva, haciéndole justicia al trabajador y la clase media, al estimular el desarrollo económico y la inversión en nuestra Isla.

Asimismo, Rosselló Nevares explicó que se creará el bono al trabajo, donde el empleado podrá recibir, además del Bono de Navidad, entre $300 hasta $2,000 anuales. También, por primera vez desde su creación, se reducirá el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) a los alimentos procesados de un 11.5% a un 7%; además de eliminar de forma paulatina el impuesto conocido como el “B2B” 

“Esto, para cumplir con nuestra promesa de reducir y eliminar los impuestos innecesarios que nos dejó la pasada Administración”, sentenció.

El gobernador destacó la importancia que tiene para Puerto Rico el Plan de Acción presentado para el uso de los fondos del Programa de Subsidio en Bloque para Desarrollo Comunitario (CDBG, por sus siglas en inglés) asignados por el gobierno federal, como consecuencia de los daños ocasionados por el Huracán María.

Según informó, a partir del mes de agosto comenzará la adjudicación y el desarrollo de proyectos que en la primera fase superan los $1,500 millones que serán utilizados en un periodo de dos años.

“Mediante la correcta utilización de esos recursos se asignarán $817 millones para la rehabilitación de viviendas, disponiéndose la relocalización de comunidades de áreas vulnerables a zonas seguras, desarrollando la infraestructura necesaria para dichos proyectos”, explicó Rosselló Nevares.

El gobernador añadió que “$120 millones estarán destinados a proveer financiamiento para la construcción de nuevos proyectos de viviendas. De igual forma se asignarán sobre $19 millones para atender necesidades específicas de personas sin hogar y sobrevivientes de violencia de género”. 

El Plan de Acción de los fondos CDBG incluye sobre $150 millones para el financiamiento de proyectos comerciales, la inversión en infraestructura y programas para el desarrollo de nuevos negocios.

La segunda fase de los fondos CDBG dispone la asignación de $18,500 millones adicionales, para los cuales el Gobierno local se encuentra en comunicación con el Gobierno federal para proceder con el cumplimiento de lo requerido, mediante otro Plan de Acción que definirá las prioridades y los proyectos de infraestructura crítica para la Isla.

“La asignación de esos fondos federales representa nuestra conexión hacia el futuro; representa una oportunidad única para activar nuestra economía y transformar la vida de miles de familias que hoy enfrentan difíciles condiciones”, expresó el gobernador.

“Reafirmo ante el Pueblo de Puerto Rico que nuestra Administración estará centrada en asegurarse que dichos fondos se utilicen correctamente y aquellos que intenten desafiar esta advertencia, tendrán que enfrentar todo el peso de la ley”, añadió.

No obstante, el primer mandatario comentó que la solución a los problemas económicos y de las finanzas del Gobierno no puede descansar en las asignaciones federales que lleguen como consecuencias de los daños que ocasione un huracán.

“La raíz del problema radica en la desigualdad que padecemos los ciudadanos americanos que vivimos en Puerto Rico. Es un problema de derechos civiles que no puede ser ignorado, ni en Puerto Rico, ni en Washington. Es un problema que se resuelve con la estadidad”, concluyó el primer mandatario. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo