Procesar multas de AutoExpreso es una carga fiscal para Gila, asegura portavoz

El dinero recolectado tanto de peajes como de multas se depositan en su totalidad a favor de nuestros clientes Metropistas y la Autoridad de Carreteras

Por InterNews Service

El vicepresidente de Operaciones de la empresa Gila, Luis Alberto Sánchez, depuso hoy ante la Comisión de Transportación e Infraestructura de la Cámara de Representantes para ofrecer antecedentes sobre la operación del AutoExpreso.

 

En su ponencia, el portavoz de la compañía dijo que GILA “no genera ingreso alguno de las multas a los usuarios de AutoExpreso. El dinero recolectado tanto de peajes como de multas se depositan en su totalidad a favor de nuestros clientes Metropistas y la Autoridad de Carreteras. Por lo contrario, el procesamiento de multas de AutoExpreso es una carga fiscal a GILA al representar un incremento en gastos operacionales en horas adicionales de personal, cargos de correo, entre otros”.

 

Además, aclaró que “los ingresos de GILA como operador de AutoExpreso son producto exclusivo de un precio fijo por transacción y el manejo de estados de cuentas de los usuarios de AutoExpreso establecido al inicio del contrato vigente. El contrato fue producto de una licitación abierta cual fue validada por los tribunales de Puerto Rico”.

 

Recordó que en abril de 2018 los peajes produjeron 26,219,345 transacciones y que el 98.4 % de ellas (25,805,316) se registraron a cuentas con suficiente balance para cubrir todas las obligaciones.

 

A su vez, expuso que el 1.6 % de las transacciones, (414,029 transacciones) fueron cuentas que no contaban con fondos suficientes para cubrir el costo del peaje después de 120 horas de haber transitado por el peaje y resultaron en multas emitidas.

 

Igualmente, consignó que el 81.4 % de las multas surgen de los sistemas de peaje operados por Metropistas en la PR-22 y PR-5.

 

“Estas dos autopistas representan el 58.7 % del tráfico en todas las autopistas de Puerto Rico”, afirmó.

 

Asimismo, declaró que los datos de AutoExpreso revelan que existe un grupo de usuarios que son infractores habituales.

El 51% de las multas emitidas en Puerto Rico se distribuyen en un 6.4% de los usuarios del sistema de peajes.

 

A su vez, sostuvo que en 2017 el 33.8% de los usuarios que recibieron multa obtuvieron solo una multa en todo el año, el 36.4% de los usuarios que recibieron multa obtuvieron entre dos a cinco multas en el año.

 

De acuerdo con Sánchez, algunas de las condiciones que causan aumentos en multas incluyen el incremento en el periodo de gracia de 72 a 120 horas. “Esto tiende a causar a los usuarios a recargar con menos frecuencia incrementando la posibilidad que surjan errores de memoria a la hora de calcular la suma de los peajes transitados por el usuario durante un periodo de cinco días resultando en una subestimación de los peajes adeudados durante ese periodo”, explicó.

También hubo un alza, señaló, por el “aumento en el monto de la multa de 15 a 50 dólares, el cambio al cobro de peaje en dos direcciones en la PR-22 y la PR-5, así como en el equipo en la PR-22 y PR-5, y por la eliminación de semáforos que alertan sobre bajas de balance.

 

El portavoz indicó además que hay 1.4 millones de cuentas totalmente anónimas sin información alguna sobre el usuario.

Loading...
Revisa el siguiente artículo