Barrio de Humacao cuenta con 0 % de energía eléctrica

Mientras el barrio cercano fue uno de los primeros en ser energizados

Por José A. Pedrogo Casillas

Nota del editor: Este reportaje fue trabajado la pasada semana. Las brigadas de la AEE tienen proyectado comenzar a trabajar en la zona.

Poco a poco, hemos dejado de oír el tedioso ruido que hace una planta eléctrica, pero todavía, para los residentes del barrio Candelero Abajo en Humacao, ese coro no cesa. La realidad de estos humacaeños es muy diferente de la de la gran mayoría, pues ya pronto cumplen ocho meses sin el servicio de energía eléctrica, desde el paso del huracán María. Además, todas las noches, desde su balcón, tienen vista a un barrio aledaño, Palmas del Mar, que fue el primero en iluminarse en Humacao, hace varios meses.

Milagros Martínez, ciudadana del barrio Candelero Abajo, relata un poco de su diario vivir. Todavía ella y su familia se encuentran comprando gasolina para, no una, sino dos plantas eléctricas. “Tuvimos que invertir en una planta más económica y más pequeña, porque los gastos de la otra eran demasiados”, explicó Martínez. “Usamos la inverter todos los días de 6:00 p. m. a 6:00 a. m. y la grande la usamos para lavar ropa, ya que es más potente”, añadió su esposo, Michael Franco. En el primer mes desde el huracán, antes de comprar la segunda planta, se gastaron $1,000 dólares en gasolina y aceite. Además, compraron otra para los padres de Milagros. Han considerado la opción de instalar paneles solares, pero lo ven como una meta muy lejana.

“Somos ciudadanos del mismo país, que aportamos a la isla y decidimos quedarnos, entonces, ¿por qué hay prioridades para unos, pero para otros no?”, son preguntas que se hacen Martínez y Franco, las cuales no han sido contestadas, pues no han visto ningún gesto de movilización por parte de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Nos sentimos olvidados, defraudados, impotentes. ¿Somos invisibles?”, es el sentir de Martínez. El viernes pasado vieron por primera vez un camión de energía eléctrica rondando por el área y creen que fue efecto por la pasada marcha del 7 de mayo que realizaron barrios de Humacao que tampoco están iluminados, como Collores, Mambiche Blanco, Mambiche Prieto, Candelero Arriba, Mariana, Tejas, Punta Santiago, Antón Ruiz.

“Nos sentimos olvidados, defraudados, impotentes. ¿Somos invisibles?” – Milagros Martínez, residente de barrio Candelero Abajo en Humacao

Admiten y reconocen que nadie estaba preparado para este fenómeno, pero sostienen que el Gobierno pudo haber sido más eficaz. Se preguntan dónde está el alcalde Marcelo Trujillo y qué ha hecho. “Él debe saber que aquí todavía hay necesidad; él vive aquí al lado en Palmas. No hemos visto ni a los representantes, pero cuando hay elecciones, ahí si se aparece”, dijo Franco.

Martínez y su familia refutan la declaración de la AEE diciendo que el 98 % de la isla está iluminado, ya que en Yabucoa el 65  % de los pueblanos no tienen luz, al igual que un 45 % de Humacao. “Los barrios están iluminados a mitad. Están los contadores vs. los testimonios de las personas. Ese porcentaje no es real”, añadió Franco.

Por otro lado, se sienten agradecidos de que los suministros sí llegaron y que no tuvieron pérdidas significativas en su hogar, aunque no pueden decir lo mismo por los demás, pues hubo familias que perdieron su techo. Este barrio cuenta con niños, ancianos que necesitan del servicio eléctrico, y no tienen presupuesto para adquirir una planta eléctrica. “Yo soy la única en mi trabajo que no tiene luz. Hay cosas en el supermercado que no podemos comprar. No puedo secarme el pelo. Hemos tenido que ajustarnos a esta realidad”, comentó Martínez.

En relación con la preparación para la temporada de huracanes que se aproxima, tomaron debidas preparaciones, pero creen que el Gobierno no. Al manejo de la crisis le dieron una calificación de “horrible”. Les preocupa que quieran proyectar una realidad falsa, empezando con la llegada de Donald Trump a la isla. Opinan que no fue estratégico llevarlo a Guaynabo cuando el punto de entrada fueron Yabucoa y Humacao, los más devastados, y siendo los pueblos con más porcentaje de personas en la isla que no tienen servicio eléctrico. A esta familia, les parece ilógico que sean los últimos en ser atendidos en esta emergencia.

Al igual que se cuestionan también las donaciones que ha recibido el país por parte de personas famosas y entidades benéficas porque no las ven reflejadas ni en una compensación. Además, temen que, si llega otro huracán, nunca tendrán energía eléctrica, ya que el sistema está muy vulnerable. Son estas las preocupaciones diarias, mientras ven todas las noches cómo un barrio tan cerca de ellos, separado por un muro, goza de la energía eléctrica mientras ellos no, ya sin esperanzas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo