Will Packer se enfrenta a Hollywood a su manera

El productor de cone Will Packer rompe una vez más el molde con “Breaking In” y se enfrenta a la industria del cine, a su manera

Por Daniel Casillas

Aunque la mayoría de ustedes no hayan oído hablar de Will Packer, ciertamente han visto una de sus películas.

Packer ha producido películas como "Ride Along", "Think Like A Man" y "Girls Trip", cada una de las cuales fue abrazada por un público enorme que buscaba ver voces cinematográficas frescas.

A pesar de que es una idea bien conocida, la última película de Packer, “Breaking In”, que gira en torno a Gabrielle Union tratando de entrar a una casa aislada de alta tecnología para salvar a sus hijos secuestrados, tiene todas las credenciales para hacer lo mismo, ya que, una vez más, rompe el molde de Hollywood.

Recientemente tuve la oportunidad de charlar con Packer, durante el cual me habló de su proceso de producción.

¿Cuándo quisiste ser productor?

En realidad estaba en la universidad estudiando ingeniería eléctrica. Lo más lejos posible del cine. Mientras estaba en la universidad hice un pequeño largometraje independiente. No teníamos ni idea de lo que hacíamos. Sin dinero. Sin recursos. Pero en realidad hicimos una película que no fue medio mala. Y pudimos venderlo a una audiencia en nuestro campus universitario, porque se trataba de la vida en nuestro campus universitario. Y me enseñó mucho en un nicho de mercado. Entonces tomé eso e hice una película que era un poco más grande. Luego un poco más grande otra vez. Hasta el punto de que yo estaba como,”¿Sabes qué? Soy un productor de buena fe''. Hice una película que resonó con una audiencia particular. Soy capaz de encontrar ese público en particular. Y distribuir la película a esa audiencia. Y aunque estoy haciendo proyectos mucho, mucho más grandes. Es ese mismo tipo de concepto e impulso el que funciona hasta el día de hoy.

¿Qué fue lo primero que te atrajo de “Breaking In”?

Esto me lo trajeron igual que el lanzamiento. Era sólo una idea. Un concepto que un joven productor llamado Jaime Primak Sullivan dijo, “¿Qué tal si tomamos el clásico concepto de invasión de hogar y lo volteamos de cabeza? Y si hacemos una película en la que nuestra protagonista irrumpe en la casa para salvar a su familia”. Eso es lo que me enganchó. Porque es un drama tan gastado. Lo hemos visto tantas veces antes. Eso lo hizo interesante para mí.

Entonces, ¿el guión no había sido escrito?

Fue literalmente sólo un lanzamiento. Fue una idea bien pensada. Pero luego fui a buscar a Ryan Engle. Un escritor increíble. Esta fue mi primera vez trabajando con él. Pero no será la última. Ryan entró y ese concepto cobró vida. Luego fui a Gabrielle Union, con quien tengo una relación increíble, con quien he trabajado varias veces antes. Gab y yo juntos continuamos desarrollando el guión. Junto con los otros productores del proyecto. Luego trajimos a James McTeigue, el director, para ejecutarlo.

¿Qué es lo que querías conseguir con el "Breaking In" y qué lo hacía único?

El hecho de que en su centro tienes una protagonista femenina que resulta ser una mujer de color. Creo que ahora mismo lo que está resonando en el público son los personajes femeninos fuertes y capaces. Creo que los días de la damisela en apuros, que necesita un hombre para salvarla del exterior, han terminado en términos de cine y entretenimiento. Fuertes personajes femeninos están resonando en el público. Me gusta el hecho de que tengamos un personaje femenino fuerte en un papel que normalmente es interpretado por un hombre blanco.

Siempre has hecho películas dirigidas por mujeres.

He estado haciendo películas que giran en torno a personajes femeninos fuertes con mucho orgullo y sin vergüenza. Fuertes personajes femeninos de color y mostrarlos con luces diferentes a las que solemos ver en el cine. Creo que eso es lo que ha hecho que mis proyectos destaquen. Y en última instancia, lo que los ha hecho exitosos.

¿Por qué es tan importante?

Es importante porque creo que el mundo se está volviendo cada vez más diverso, pero los medios de comunicación y el entretenimiento se están volviendo cada vez más diversos porque ustedes tienen voces más diversas como Will Packer esperando contar y defender esas historias. Usted ha tenido los "Breaking Ins" para siempre que son todos sobre esos protagonistas masculinos blancos que vienen y salvan el día. No has visto eso con un personaje femenino negro, una mujer asiática, un personaje gay, un personaje transgénero negro. Creo que cuanto más diversas sean las historias, mejor. Y ahora las audiencias están abrazando historias que se sienten auténticas, que se sienten más reales para el mundo que vivimos, y que se están volviendo cada vez más diversas.

¿Tienes tus propias reglas para ser productor?

Siempre quiero asegurarme de que hay un público muy específico. No hago películas que van a ser de cuatro cuadrantes, y voy a hacer que todo el mundo venga, y es algo que estoy haciendo pensando en todo el mundo. Definitivamente quiero que todos vean mi película. Pero voy a ser honesto, los estoy haciendo con una audiencia muy específica en mente. Creo que hay tanta saturación y segmentación de los medios en estos días que uno tiene que hacer una película con una audiencia específica en mente. Porque a menos que usted esté haciendo una película de Marvel, entonces muy a menudo tratar de hacer una película para todos se quedará corto. Porque todo el mundo tiene gustos específicos. Y son capaces de conseguir lo que están buscando. Trato de ser específico y propositivo en el desarrollo de proyectos.

¿Qué era esa audiencia para “Breaking In”?

El público principal iban a ser las mujeres. Empezando por las mujeres de color. Muy parecido a lo que hice con "Girls Trip". Y luego expandirse a las mujeres en general. Y luego, desde allí, con suerte, también podremos encontrar a algunos chicos que se interesen. Pero definitivamente hicimos esto pensando en las mujeres.

¿Cuál es el mayor reto en la era moderna para un productor?

Lo interesante es que, tengo un título en ingeniería eléctrica. Y algunos dirían que eso no tiene nada que ver con el cine. Y no uso mi título. Pero lo que la ingeniería le permite hacer es resolver problemas analíticamente. Y cada película tiene un conjunto único de desafíos. Con esta película parte del reto era todo el aspecto de la producción. Toda la película tiene lugar por la noche, en su mayor parte. Tuvimos a Gabrielle Union por un tiempo limitado. Así que a veces teníamos que rodar seis días a la semana. Todo estaba ambientado en una sola casa, lo que creó toda una nueva serie de desafíos que tuvimos que superar. Así que me acerco a la producción desde una mentalidad analítica, y mi licenciatura en ingeniería me ayuda en realidad en un medio creativo debido a mi enfoque de la resolución de problemas. Tienes que ser capaz de atacar el proceso de la película desde múltiples ángeles.

“Breaking In” se estrena el 11 de mayo

Loading...
Revisa el siguiente artículo