Fuerzas israelíes dejan sin vida a 58 palestinos en la frontera de Gaza

Según los funcionarios de salud, más de 2,700 personas resultaron heridas, 1,360 de ellas por disparos durante las protestas reportadas ayer

Por AP

Franja de Gaza — En un contraste discordante, fuerzas israelíes mataron a al menos 58 palestinos e hirieron a más de 2,700 durante protestas multitudinarias el lunes en la frontera de Gaza, mientras que a unos kilómetros de allí Israel y Estados Unidos inauguraron festivamente la nueva embajada estadounidense en Jerusalén.

Fue por mucho el día más letal de violencia transfronteriza desde una devastadora guerra entre Israel y el gobierno de Hamas en Gaza en 2014, y atenuó aún más las ya de por sí poco prometedoras perspectivas de éxito del presidente estadounidense Donald Trump para alcanzar la paz en la zona.

En una muestra de la ira suscitada por el traslado de la sede diplomática, manifestantes encendieron neumáticos y lanzaron bombas incendiarias y piedras a los efectivos israelíes al otro lado de la frontera. Horas más tarde, las fuerzas de Israel dispararon desde tanques y los manifestantes huyeron en busca de refugio.

Las fuerzas armadas dijeron que sus efectivos fueron atacados en algunas zonas y que los manifestantes intentaron irrumpir por la valla fronteriza. Los soldados mataron a tres palestinos que intentaban colocar una bomba, agregaron.

En un mensaje de video presentado durante la inauguración de la embajada –a 45 millas de donde ocurrió el derramamiento de sangre en la frontera de Gaza–, Trump dijo que continúa comprometido en “facilitar un acuerdo de paz duradero” entre los israelíes y los palestinos.

“¡Un gran día para Israel!”, tuiteó el mandatario el lunes por la mañana.

Sin embargo, la creciente cifra de muertos del lunes y las amplias condenas en el mundo árabe contra el traslado de la embajada generaron nuevas dudas sobre la viabilidad de las intenciones de Trump de impulsar lo que alguna vez describió como el “acuerdo del siglo” para el Oriente Medio.

El número de palestinos fallecidos ascendía a por lo menos 58, incluyendo 57 que murieron por disparos de soldados israelíes y un bebé que perdió la vida por inhalar gases lacrimógenos, dijo el Ministerio de Salud de Gaza. De los fallecidos por fuego israelí, seis eran menores.

Según los funcionarios de salud, más de 2,700 personas resultaron heridas, 1,360 de ellas por disparos. En total, 130 se encontraban en estado grave o crítico.

Durante la ceremonia de la embajada en Jerusalén, el yerno de Trump y principal asesor para el Oriente Medio, Jared Kushner, responsabilizó de los hechos a los manifestantes en Gaza.

“Como lo hemos visto desde las protestas del mes pasado e incluso hoy, aquellos que provocan la violencia son parte del problema y no parte de la solución”, afirmó.

Kushner e Ivanka Trump, hija del mandatario, encabezaron una delegación de alto rango que incluyó al secretario del Tesoro y cuatro senadores republicanos.

La nueva embajada funcionará temporalmente en un consulado estadounidense mientras se decide cuál será su ubicación permanente.

En Gaza se pretendía que la protesta encabezada por Hamas fuera la de mayor dimensión a la fecha en la campaña iniciada hace semanas contra el bloqueo impuesto al territorio hace una década. Las fuerzas armadas israelíes estimaron el número de manifestantes en unas 40.000 personas, una cifra muy inferior a lo que esperaba Hamas.

La protesta también estuvo dirigida contra la inauguración de la embajada.

El traslado de la sede diplomática de Tel Aviv a Jerusalén –uno de los principales compromisos de campaña de Trump– hizo enfurecer a los palestinos, quienes pretenden que Jerusalén oriental sea su futura capital.

El enfrentamiento del lunes fue el de mayor magnitud en años a lo largo de la conflictiva frontera entre las fuerza armadas de Israel y Hamas, que gobierna Gaza. En general, las partes han observado un alto el fuego desde la guerra de 2014, el tercero en una década.

La protesta, culminación de una campaña de Hamas, es atizada por la desesperación entre los dos millones de habitantes de Gaza para romper el bloqueo que Israel y Egipto impusieron al territorio después de que el grupo armado asumió el control de la zona en 2007. Desde que las movilizaciones semanales fronterizas comenzaron el 30 de marzo, 105 manifestantes palestinos han muerto y más de 2,500 resultaron heridos por fuego del ejército de Israel. Hamas dijo que cuatro de sus miembros, incluidos tres elementos de seguridad, se contaron entre los muertos del lunes.

Ismail Radwan, una figura prominente de Hamas, dijo que las protestas multitudinarias en la frontera contra Israel continuarán “hasta que se alcancen los derechos del pueblo palestino”.

“El traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén será un desastre para el gobierno estadounidense y un día negro en la historia del pueblo estadounidense porque son cómplices de la ocupación y agresión contra el pueblo palestino”, agregó.

Se escuchaba el ulular de las sirenas mientras los heridos eran trasladados a ambulancias. Grupos de activistas jóvenes se acercaron en repetidas ocasiones a la valla, pero se dispersaron rápidamente debido a los disparos y el gas lacrimógeno.

___

Ben Zion informó desde Jerusalén. Los periodistas de The Associated Press Mohammed Daraghmeh en Ramala, Cisjordania, y Karin Laub en Amán contribuyeron a esta historia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo