Llega el crucero más grande que ha salido desde la isla

El gobernador recorrió los pasillos interiores del barco

Por Inter News Service

El barco Freedom of the Seas, de Royal Caribbean Cruises, comenzó hoy el embarque de pasajeros y salidas desde el Muelle Panamericano II en Isla Grande, con lo que se convirtió en el crucero más grande que haya salido desde Puerto Rico como puerto base o “homeport”.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares, luego de realizar un recorrido por la nave, aseguró que la salida del Freedom of the Seas desde San Juan como puerto base es un paso importante en nuestros esfuerzos de seguir atrayendo más turistas de crucero a nuestra bella isla, y demuestra que ese importante sector económico se está recuperando tras el impacto del huracán María”.

El mandatario agradeció a Royal Caribbean “por el respaldo y apoyo tras el embate del huracán y por el compromiso demostrado, aunando esfuerzos con el gobierno de Puerto Rico para seguir desarrollando a San Juan como el puerto más importante del Caribe”.

Para conmemorar el histórico acontecimiento, Rosselló Nevares realizó el tradicional corte de cinta, acompañado de Federico González-Denton, vicepresidente asociado a cargo de las relaciones gubernamentales en Latino América y el Caribe de Royal Caribbean Cruises.

“A nombre de Royal Caribbean, quiero expresar mi mayor agradecimiento al gobierno por su arduo trabajo para hoy poder recibir al Freedom of the Seas en su nueva casa en San Juan. Muy especialmente a la Autoridad de los Puertos por su liderazgo y gran trabajo en habilitar la terminal para hacer este momento una realidad”, comentó González-Denton.

El titular de Puertos, Anthony Maceira Zayas, destacó que acomodar el Freedom of the Seas en San Juan conllevó una inversión de Royal Caribbean en alianza con la Autoridad de los Puertos de casi cinco millones de dólares “para realizar las mejoras al Muelle Panamericano II, ya que el Freedom es mucho más grande y con mayor capacidad de pasajeros que el Adventure of the Seas, al que reemplaza como homeport”.

Como parte de la alianza, la Autoridad de los Puertos le otorgó a Royal Caribbean un crédito por inversión y ciertos derechos de atraque en el muelle.

Las mejoras realizadas incluyen instalación de defensas (boyas) y “bollards” o postes de amarre nuevas, dragado del muelle, mejoras a dos “gangways” o pasarelas de acceso, instalación de dos unidades centrales de acondicionadores de aire nuevas, y mejoras estéticas al terminal, entre otros.

“Debido al impacto del huracán, la Autoridad de los Puertos continúa teniendo una doble tarea de reconstruir y optimizar las operaciones de nuestras instalaciones portuarias, para seguir trayendo actividad económica a la isla. Hoy tenemos el resultado de un trabajo que comenzó el director ejecutivo de la Autoridad del Distrito del Centro de Convenciones, Omar Marrero, y culminamos nosotros, en esa dirección”, puntualizó Maceira Zayas.

Las operaciones del Freedom of the Seas en San Juan, añadió el titular de Puertos, tendrán un impacto económico directo de aproximadamente 40 millones de dólares al año en el gasto por visitante y miembros de la tripulación.

El capitán del Freedom, Tomás Busto, quien estuvo a cargo del Adventure por tres años, es puertorriqueño, y lleva 16 años con Royal Caribbean.

En lo que resta del año 2018, el puerto de San Juan recibirá cuatro cruceros más como primeras visitas, entre ellos, el Carnival Horizon (junio); el Celebrity Eclipse (noviembre); el Symphony Ots y el Celebrity (diciembre), y varios más están programados para el 2019.

Por su parte, Marrero Díaz expresó satisfacción porque las gestiones que se comenzaron el año pasado bajo su incumbencia como titular de Puertos finalmente rindieron frutos.

“Nos sentimos sumamente orgullosos de haber comenzado las negociaciones con Royal Caribbean para hacer posible que el Freedom utilizara a San Juan como su puerto base. Un año más tarde, estamos aquí celebrando que esos esfuerzos se hayan convertido en realidad, gracias a un excelente socio de negocios y aliado como lo es Royal Caribbean, que siempre ha apoyado y apostado por la isla”, indicó Marrero Díaz.

A su vez, la directora ejecutiva interina de la Compañía de Turismo, Carla G. Campos, subrayó que en el año fiscal 2018 se espera cierre con un total aproximado de un millón 200 mil pasajeros de cruceros, y un estimado de 155 millones de dólares en impacto económico, solo en el gasto por visitante y miembros de tripulación.

“Para el año fiscal 2019 se anticipa que el destino rompa el récord establecido en 2015 con una proyección de 1.7 millón de pasajeros, y un impacto económico estimado en 250 millones de dólares”, apuntó.

De acuerdo con el itinerario establecido, el Freedom tiene salidas programadas semanalmente a través de todo el año al Este y sur del Caribe desde San Juan, partiendo los sábados durante el verano y los domingos en el invierno.

Construido en 2006 y reacondicionado en 2015, el Freedom es una embarcación de 14 cubiertas con 1,112 pies de eslora, 154,417 toneladas y capacidad para 4,515 pasajeros y 1,360 tripulantes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo