Bishop advierte a líderes gubernamentales de Puerto Rico

Un informe del Contralor de EE. UU. puso nuevamente en evidencia prácticas fiscales deficientes, poniendo en peligro exenciones contributivas

Por David Cordero Mercado

Luego de la publicación del informe de la Oficina del Contralor de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés) sobre la deuda de Puerto Rico y sus causas, el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, Rob Bishop, advirtió a los líderes gubernamentales del país que deben tomar la situación “seriedad” y trabajar con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

“La isla se recuperará cuando los líderes tomen en serio la seriedad de estos problemas. La reforma es posible siempre que el gobernador y la legislatura trabajen junto con la Junta de Supervisión para lograr una reforma estructural y financiera”, apuntó en declaraciones escritas.

Dicho informe señala en primer lugar las prácticas inadecuadas de gestión fiscal y supervisión del Gobierno de Puerto Rico, al menos entre 2000 y 2017 (periodo que analiza el estudio), como principal responsable de la deuda pública que ha desencadenado en la crisis económica del país.

“El Gobierno de Puerto Rico sobrestimó habitualmente la cantidad de ingresos que recaudaría y a menudo las dependencias del gobierno gastaron sumas que excedían las designadas por la legislatura puertorriqueña para un determinado año fiscal”, lee el documento.

“El Gobierno de Puerto Rico sobrestimó habitualmente la cantidad de ingresos que recaudaría y a menudo las dependencias del gobierno gastaron sumas que excedían las designadas por la legislatura puertorriqueña para un determinado año fiscal”, lee el documento.

Del mismo modo, confirma  ante el Congreso lo que ya es sabido, que el gobierno tomó préstamos para equilibrar el presupuesto y no prestó la atención necesaria a la insuficiencia de fondos para las pensiones públicas de jubilación. De lo anterior se sostiene Bishop para establecer que “el informe de GAO reitera por qué el Congreso aprobó PROMESA hace dos años”.

“El gobierno de Puerto Rico debe cumplir con su responsabilidad de proporcionar toda la información solicitada y comprometerse a trabajar con la Junta de Supervisión en el camino hacia la recuperación económica”, apuntó Bishop. “Los hallazgos del informe de la GAO ayudarán a informar este proceso”, reiteró.

El informe también hizoreferencia a la emigración y la reducción resultante de la fuerza laboral, así como el alto costo de la importación de mercancías y energía, como factores que han tenido como consecuencia la contracción económica.

Peligra la triple exención contributiva de los bonos

Asimismo, GAO propone algunas iniciativas que podrían ayudar a solucuonar la situación, desde el punto de vista del informe. Sin embargo, algunas de esas nedidas podrían no ser efectivas para la isla y su regreso al mercado de bonos, de acuerdo al analista política y profesor Ángel Rosa.

“[El informe] Propone quitar la triple exención a los bonos de Puerto Rico, que son los únicos que existen en los Estados Unidos que son absolutamente exentos de contribución municipal, estatal, federal, de todo tipo, y esa triple exención es la que permitió en el pasado vender los bonos de Puerto Rico con privilegios en el mercado, porque tenían unos niveles de rendición únicos”, explicó Rosa, también exsenador por el Partido Popular Democrático (PPD).

Si el Congreso decidiera enmendar la ley federal y retirar la triple exención, Puerto Rico necesitaría "una ventaja comparativa (a la triple exención) a la hora de salir nuevamente al mercado, porque eso fue lo que atrajo la atención de los mercados a la isla por mucho tiempo, el hecho de que nuestros instrumentos de deuda rendían mejor que los estados (de Estados Unidos”, añadió.

Rosa señaló que la triple exención, a pesar de que es una gran ventaja para Puerto Rico, fue malutilizada por mucho tiempo por el gobierno estatal, que vendió bonos básicamente fundamentados en esa ventaja, en ocasiones como si tuvieran garantía constitucional de repago. “Lo que GAO está apuntando es que quizás deba quitársele esa ventaja a los bonos de Puerto Rico para que compitan en igualdad de condiciones con los demás”, dijo el analista.

A partir del informe y la respuesta de Bishop, Rosa concluyó que el congresista continuará atento al proceso de reestructuración de la deuda y de los planes fiscales de la isla, pero enfocados en ser una herramienta para permitir el repago de parte de la deuda de Puerto Rico. "Si me preguntas a mi, la prioridad del Congreso o de la Comisión que Bishop preside, no va a estar en instrumentos de desarrollo económico ni de crecimiento de la economía, sino más bien en instrumentos dirigidos al repago de parte de la deuda del país", apuntó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo