Temen que selección de libros para el próximo semestre no esté a tiempo

Cinco personas tenían una semana para evaluar cientos de libros y determinar si cumplían con los estándares del DE, parte del proceso compra

Por Lyanne Meléndez

Tan solo dos semanas fue el tiempo que el Departamento de Educación destinó para analizar y evaluar el contenido de cientos de libros, y así seleccionar cuáles serán los ejemplares que utilizarán los estudiantes en agosto próximo.

En los primeros siete días, un Comité Evaluador asignado por Educación tuvo a su cargo la tarea de examinar las 17 editoriales licitadoras que respondieron a la Solicitud de Propuestas (RFP, siglas en inglés) de la agencia. Es decir, que en esos días, el grupo de trabajo compuesto por cinco personas para cada materia tenía a su deber verificar que las páginas de cada uno de los textos estuvieran correlacionadas con los estándares que detalla el DE en sus currículos. Luego de que ese comité preseleccionara un grupo de once editoriales, estas debían pasar en la segunda semana por el cedazo de las Regiones Educativas, en un proceso similar.

“La evaluación se llevó a cabo acá, en Central, a tiempo. Hablamos con los comités por las mañanas antes de comenzar y se les dijo si necesitaban un poco más de tiempo, y se podía hablar de extender, pero todo se llevó a cabo a tiempo. Todo el mundo estaba comprometido con poder llevar a cabo el proceso”, expresó María Christian, directora del Área Académica de Educación, al señalar que en las regiones se preguntó también si requerían de más tiempo.

La funcionaria sostuvo que lo que se está completando ahora es un proceso de evaluación, y que no significa necesariamente que comprarán libros de todas las materias. De hecho, aseguró que las primeras ordenes serían de Matemáticas y Español. Por ejemplo, entre las selecciones hay libros de Educación Física, que, según Christian, había personal sorprendido de propuestas sobre esa materia, que tradicionalmente ofrece cursos dinámicos sin utilizar textos.

A partir de julio, habrá $24 millones en el presupuesto destinados a la compra de libros y materiales, con fondos combinados: estatales y federales.

Christian aseguró que podrán cumplir con el proceso de compra de manera que, en agosto, las escuelas tengan sus libros. Según el RFP, las órdenes de compra se realizarían la primera semana de junio. Sin embargo, Metro consultó con algunas editoriales, que aseguran que los libros podrían no estar a tiempo en agosto si la orden de compra se realiza en junio. Por ejemplo, si se envía una orden de compra en junio, aún sin tener que cambiar nada del texto, para hacer tiradas de miles de ejemplares por grado, se podría tardar, aproximadamente, un mes en imprenta. A esto se suman 15 días de tránsito en barco, luego llega al almacén de cada editorial para, entonces, entregar a las escuelas.

Hojean miles de páginas

Las regiones pasaron el proceso de, también, evaluar los libros, en el que, según el encargado del área Académica de la Región de Bayamón, Damián Morales, participaron maestros y especialistas en esas materias. Precisó que, hasta ayer, al momento de la entrevista —cuando Metro visitó esa casa abierta—, aún no habían culminado el proceso de evaluación.

En la visita, se pudieron observar alrededor de seis mesas con ejemplares de prueba de las materias de Español, Inglés, Ciencias, Matemáticas, Salud Escolar, Educación Física, Estudios Sociales, Historia y Bellas Artes. Igualmente, alrededor de 40 cajas con libros en su interior estaban en el piso. A pesar de la amplia cantidad de textos que incluían libro de estudiante, cuadernos y guías del maestro, Morales aseguró a Metro que una semana —del 30 de abril al 4 de mayo— fue suficiente para completar el análisis.

“Tomó tiempo porque se hizo por asignatura por día. En un día, se pudieron evaluar… Por ejemplo en Bayamón, se evaluaron dos asignaturas por día, excepto el viernes, que se hicieron cuatro, pero, obviamente, teníamos las personas. Algunos de ellos eran maestros especialistas en el área, facilitadores, y estuvieron todo el día”, expresó el encargado regional al sostener que “se les dio el tiempo necesario para que ellos pudiesen evaluar libro por libro”.

Aunque la chief academic officer de Educación confirmó que las Regiones debían realizar ayer una casa abierta, fuentes de Metro indicaron que, en Mayagüez, San Juan y en Ponce, no se celebraron. Al cuestionar a Christian sobre el particular, reaccionó indicando que, en ese momento, aún no había recibido los informes de cada región, pero verificaría la participación.

Editoriales preseleccionadas

Aunque Christian indicó que no tenía el detalle ayer de cuáles casas editoriales fueron preseleccionadas, este medio pudo constatar en las mesas de la Casa Abierta la presencia de libros de las editoriales Houghton Mifflin Hartcourt, Ediciones Enlace, Santillana, Require, Ediciones SM, Caribbean Education Services, Editorial Panamericana, Publicaciones Educativas, Perordi y Betances. No obstante, una fuente de Metro aseguró que Camera Mundi también figura en la lista de los preseleccionados, pero en la casa abierta sobre las mesas no había ningún libro de esta empresa. Esta fue la misma que fue subcontratada por Joseph and Edna Josephson Institute of Ethics para administrar en la isla el programa de valores que Metro reseñó en primicia, y cuyo monto asciende a $16.9 millones.

La editorial Require, a través de Genial Skills, fue la que vendió el programa de English is Fun para alumnos de primero a tercer grado. Este año hay evaluados libros de primero a noveno grado. Si bien la portavoz del DE indicó que se evaluaron libros de kínder a cuarto año, en la casa abierta de Bayamón, Ediciones Enlace tenía libros de Inglés para grados preescolares, para niños de tres y cuatro años.

Loading...
Revisa el siguiente artículo