Alza de matrícula en la UPR aumentaría pobreza estudiantil

De acuerdo a la Senadora Rossana López León, también obligaría a los alumnos a endeudarse para poder pagar sus estudios

Por Metro

La senadora Rossana López León advirtió hoy que “la pobreza azota a estudiantes universitarios” y presentó un informe sobre el impacto negativo que tendría un aumento en la matrícula de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Los datos, que según informó la legisladora del Partido Popular Democrático (PPD) fueron evaluados junto a académicos expertos en demografía y economía, “concluyeron que un aumento en el costo de la matrícula empobrecerá más y obligará al estudiante a adquirir deudas con el gobierno de Estados Unidos”.

En declaraciones escritas, la líder de la pava anunció su oposición al incremento anunciado y presentó sus recomendaciones a la Junta de Control Fiscal (JCF) y al gobernador Ricardo Rosselló.

“La pobreza estudiantil es real. Hoy mismo decenas de estudiantes dependen de proyectos sociales para poder comer en el campus de la UPR en Río Piedras. Incrementar de $57 a $140 el costo por crédito en la UPR empobrecería más y los obligaría a endeudarse con préstamos estudiantiles para poder pagar sus estudios”, afirmó López León.

Senadora Rossana López León. Senadora Rossana López León.

El plan fiscal de la UPR presentado el 21 de marzo propone un aumento de costo de crédito a nivel subgraduado de $57 a $140 para el año 2023. “Aunque la JCF propone un aumento más inmediato, el propuesto no deja de ser devastador para el estudiantado de la UPR”, argumentó la senadora.

“Ricardo Rosselló y la JCF utilizan unas comparaciones absurdas con universidades de EEUU. La beca Pell no es suficiente para sacar de la pobreza al estudiante subgraduado en la UPR y universidades privadas. Para el 2015 este grupo de estudiantes bajo el nivel de pobreza alcanzaba el 42 % (98,132) y el de nivel graduado alcanzaba el 19% (7,376) en universidades públicas y privadas”, resaltó.

Añadió que “en el conglomerado de todos los estudiantes del país, los subgraduados constituían el 86 % del total”.

En el análisis participaron Lucy León y Heriberto Marín, profesores de la UPR expertos en demografía y economía.

A juicio de los especialistas y la senadora, la distribución de becas Pell entre los universitarios subgraduados de Puerto Rico se reparte de la siguiente manera: el 69.6 % (37,291 de 53,550) de los estudiantes de la UPR recibieron beca Pell en promedio de $3,205 por estudiante.

En las universidades privadas el 83.7 % (124,386 de 148,687) de los estudiantes de universidades privadas recibieron en promedio $3,667 por estudiante.

“Cuando la JCF y Ricardo Rosselló aumenten los costos en la UPR, avivarán una crisis de pobreza estudiantil sin precedentes, que se verá reflejado en las solicitudes de préstamos estudiantiles federales”, argumentó López León en un comunicado de prensa.

Recordó que para el año 2015, 4,879 estudiantes de la UPR tuvieron que tomar préstamos para sufragar el costo de sus estudios, contra 50,255 estudiantes de universidades privadas que hicieron lo mismo y eso es lo que tenemos que evitar que ocurra”.

A su entender, “la pobreza estudiantil ha provocado que la creatividad genere ideas que reduzcan, por ejemplo, el dolor del hambre. A diario decenas de estudiantes se benefician del comedor social para poder comer. Este es un proyecto que les provee alimentos a cambio de tiempo de servicio, de algún ingrediente para cocinar o cinco dólares”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo