Volcán arroja de nuevo lava y dióxido de azufre en Hawai

Después de una semana de sismos y advertencias, la erupción que inició el jueves lanzó lava por los aires desde una cuarteadura en una calle y formó un río de roca incandescente que serpenteaba por un bosque

Por AP

PAHOA, Hawai, EE.UU. (AP) — El volcán Kilauea arrojó más lava a comunidades de Hawai el viernes, un día después que obligara a más de 1,500 personas a evacuar sus hogares en la zona montañosa, y las autoridades detectaron altos niveles de azufre, los cuales podrían representar una amenaza para residentes de edad avanzada y gente con problemas respiratorios.

Después de una semana de sismos y advertencias, la erupción que inició el jueves lanzó lava por los aires desde una cuarteadura en una calle y formó un río de roca incandescente que serpenteaba por un bosque. El viernes la actividad continuaba, y había reportes de lava saliendo de chimeneas volcánicas en dos calles. Las zonas que se ubican debajo de las fumarolas estaban en riesgo de quedar cubiertas.

La comunidad de Leilani Estates, cerca del poblado de Pahoa en la isla Grande, parecía ser la que se encontraba en mayor peligro. Las autoridades ordenaron una evacuación en Lanipuna Gardens, una circunscripción más pequeña y rural. Pero los científicos advirtieron que podrían formarse nuevas chimeneas, y que era imposible saber dónde.

Funcionarios de defensa civil advirtieron a la gente sobre los altos niveles de dióxido de azufre cerca del volcán y exhortó a los residentes de zonas vulnerables que evacuaran de inmediato. La exposición al gas puede causar irritación o quemaduras, flujo nasal, irritación de ojos y tos.

Maija Stenback empezó a preocuparse al ver las fisuras en las calles cerca de su casa. El jueves, la mujer publicó un video de la lava que burbujeaba y era expulsada por una calle aproximadamente a seis cuadras de su hogar.

“Una la puede sentir hasta el centro de su ser”, afirmó. “Es ese estruendo y la increíble fuerza de la lava burbujeando y siendo arrojada por los aires”.

De momento no hay reportes sobre lesionados, pero al menos 100 personas se encontraban el viernes en albergues y se cree que muchos otros evacuados pidieron refugio a parientes y amigos.

Funcionarios estatales dijeron que dos casas han sido quemadas por la lava.

El gobernador de Hawai activó a la Guardia Nacional para que ayude en las tareas de evacuación y brinde seguridad a cerca de 770 inmuebles abandonados en Leilani Estates y 130 lotes en Lanipuna Gardens que quedaron vacíos cuando los habitantes huyeron en busca de refugio.

El Kilauea ha registrado erupciones periódicamente durante décadas, y los científicos señalan que no hay forma de predecir por cuánto tiempo más durará la erupción.

Loading...
Revisa el siguiente artículo