“Las Coreas” se alistan para acabar con una guerra de casi 70 años

También podrían discutir la devolución de la zona desmilitarizada en la reunión del 27 de abril próximo.

Por Miguel Velázquez

Corea del Norte y Corea del Sur estarían cerca del histórico anuncio oficial del fin de la guerra, la cual inició en 1950, según información de una fuente anónima, difundida por la Agencia Coreana Central de Noticias (KCNA).

El anuncio ocurriría durante la cumbre que sostendrán Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte, y Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur el 27 de abril próximo.

Equipos de ambos bandos estarían trabajando en una declaración conjunta que marcaría el fin del conflicto.

Pyongyang y Seúl han estado técnicamente en guerra desde 1950 y aunque hubo una tregua en 1953, nunca se firmó un tratado de paz.

Las tensiones geopolíticas han surgido recientemente por las pruebas con misiles de Corea del Norte.

Los mandatarios Kim y Moon también podrían discutir la devolución de la zona desmilitarizada, fuertemente fortificada, que actualmente los separa.

Abogados y técnicos de ambos países se encontrarían en medio de negociaciones para firmar el instrumento de paz definitivo y terminar la confrontación, según reportó el periódico surcoreano Munhwa Ilbo citando a un alto funcionario de Seúl.

 

"Kim Jong-un se siente ahora más confiado a la hora de lidiar con la comunidad internacional"

Jenny Town, subdirectora del US-Kora Institute de la John Hopkins University, Estados Unidos.

P: ¿Por qué Kim Jong-un está ahora dispuesto a reunirse tanto con Moon como con Trump?

– Al declarar haber conseguido armas nucleares durante su discurso de Año Nuevo, es probable que Kim Jong-un se sienta ahora más confiado a la hora de lidiar con la comunidad internacional, sentándose en la mesa en una posición estratégica similar a las grandes potencias. Ahora también puede cambiar el enfoque de su política de dualidad nuclear y desarrollo económico hacia el lado económico de la ecuación, habiendo alcanzado el objetivo nuclear. Para esto, necesita reparar sus relaciones con la comunidad internacional, para así facilitar el desarrollo económico. Ahora también puede hacer concesiones diplomáticas en las partes de su programa de armas de destrucción masiva relacionadas, por ejemplo, con el desarrollo tecnológico (regímenes de prueba e infraestructura) y la producción de material fisionable, que no cambiará fundamentalmente las capacidades nucleares del Norte, dejando las partes más sustantivas para la última parte del proceso.

P: Entonces, ¿la bomba de hidrógeno ha hecho cambiar la estrategia de Kim?

– La demostración de la bomba H (o al menos bomba de fisión reforzada de alto rendimiento) y la exitosa prueba de vuelo del ICBM Hwasong-15 parecen haber sido las piezas finales para la definición de Kim de un elemento disuasivo nuclear creíble contra los Estados Unidos, y suficiente para él para declarar su programa como completo. Esto esencialmente cerró la puerta a la fase de desarrollo de la disuasión nuclear, especialmente la necesidad de probar y demostrar las tecnologías / capacidades, lo que a su vez abre la puerta a más posturas diplomáticas.

P: ¿Qué tan confiable es Kim?

– Creo que podría preguntarse esto sobre cualquier gobierno, especialmente después de que los Estados Unidos amenacen con retirarse de una serie de acuerdos internacionales. Pero, en esencia, esta es la razón por la cual, en cualquier acuerdo, es necesario que haya detalles explícitos (no se dé nada por hecho) y sólidas medidas de verificación incorporadas.

P: ¿Qué esperar de estas reuniones?

– Creo que es probable que haya mucho terreno que podría cubrirse en las reuniones de la cumbre. Nadie va a salir con un acuerdo exhaustivo y detallado, y ese no es el objetivo de las cumbres. Pero sí, las partes deberían buscar compromisos firmes con un objetivo de mutuo acuerdo, con un entendimiento común de los plazos y las fases para el futuro. Esto creará un mandato que luego se podrá transmitir a los negociadores a nivel de trabajo para resolver los detalles.

P: ¿Será exitosa esta reunión entre el norte y el sur?

– Estoy preocupada, especialmente con algunas de las exageraciones sobre las discusiones previas a la cumbre que salen desde Seúl, de que las expectativas de lo que se puede y se debe lograr en la reunión cumbre sean irrealmente altas. Al mismo tiempo, soy más optimista que la mayoría de que los dos llegarán a algún tipo de entendimiento sobre el tema nuclear y que se pueda encontrar un camino hacia la normalización de las relaciones, dada la necesidad de ambos líderes de una victoria diplomática.

Loading...
Revisa el siguiente artículo