Afirman quedó en evidencia que cierre de escuelas “es arbitrario, improvisado y sin consulta alguna”

La Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Unete) se expresó tras la decisión de Julia Keleher de evaluar la lista de escuelas que cerrará el Departamento de Educación.

Por Inter News Service

El presidente de la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Unete), Emilio Nieves, afirmó que “el reconocimiento de la secretaria de Educación de que habrá cambios en la lista de escuelas para cerrarse evidencia que el anuncio del cierre de escuelas ha sido arbitrario, improvisado y sin consulta alguna”.

A su juicio, luego de afirmar en diversas ocasiones que no habría cambios, la secretaria de Educación, Julia Keleher, modifica su postura “porque es evidente que las comunidades escolares con sus protestas y argumentos han derrumbado los supuestos criterios para justificar el cierre de escuelas”.

El dirigente magisterial indicó que “la credibilidad de la secretaria de Educación ha estado en continuo descenso y, por lo tanto, las 283 escuelas en la lista deben ser reevaluadas con la participación de cada comunidad escolar”.

Las comunidades escolares han desmentido a la secretaria Keleher, al demostrar que muchas de las escuelas en la lista para cierre tienen buena infraestructura, equipo tecnológico, libros suficientes, todos sus maestros nombrados, excelencia académica, proyectos especiales, alianzas con la comunidad y cantidad suficiente de estudiantes por grupo, entre otros”.

Nieves alertó a las comunidades escolares “a no levantar falsas expectativas ante las recientes declaraciones de la secretaria, porque tienen la intención de desalentar y minimizar la creciente participación de maestros, madres y estudiantes en las diversas protestas”.

El anunciado cierre de escuelas ha demostrado la insensibilidad de la secretaria con los niños de escuela elemental, los estudiantes de educación especial y las comunidades pobres. Esta imposición de reubicar más de 50 mil niños constituye un maltrato institucional que no toma en consideración las condiciones físicas, emocionales, académicas y económicas para los estudiantes y sus familias”, afirmó Nieves.

Añadió el sindicalista que “los legisladores de mayoría del PNP [Partido Nuevo Progresista] y los tres legisladores del PPD [Partido Popular Democrático] que votaron a favor de la Ley 85, de supuesta reforma educativa, son cómplices de todo esto, porque le dieron en dicha ley mano libre a la secretaria de Educación para cerrar 283 escuelas sin realizar el estudio detallado de cada escuela y su impacto en estudiantes, maestros y la comunidad”.

El presidente de Unete avisó que los legisladores “pueden enmendar su error deteniendo el cierre de escuelas y que se escuche a cada comunidad escolar planteando sus razones para no cerrar la escuela y sus propuestas. Esto es necesario y urgente, porque los estudiantes no son números sino personas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo