Cuba: Díaz Canel, el único en la línea de sucesión

Se espera que durante el día de hoy se oficialice la sucesión presidencial y que Díaz-Canel se convierta en el nuevo jefe de Estado de la nación cubana

Por David Cordero Mercado

Desde que el ingeniero Miguel Díaz-Canel fue escogido como primer vicepresidente de Cuba en 2013, ha venido preparándose para lo que al fin se concretará hoy: suceder a Raúl Castro como presidente del país.

“Él ha sabido su posición y lo que te quiero decir es que la posición de Díaz-Canel no es ser la cara del gobierno cubano, sino estar detrás de Raúl Castro, pocos discursos, pocos eventos, solamente preparándose para ser elegido presidente”, afirmó el doctor Andy Gómez, profesor retirado de la Universidad de Miami (UM) y exdirector del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la UM.

En una sesión histórica, los 605 diputados reunidos desde la mañana de ayer votaron por la única candidatura presentada –la de Díaz Canel–, pero se espera que el nombramiento se oficialice hoy. Por primera vez desde 1959 –cuando triunfó la Revolución–, no fungirá como Jefe de Estado un Castro. Sin embargo, el poder decisional de quien será el nuevo presidente es cuestionable.

“Mientras Raúl Castro siga como secretario del Partido (Comunista) y más que nada vivo, y otros históricos comandantes como Ramiro Valdés y Machado Ventura –que tenemos que ver si mañana (hoy) retiran a esas dos figuras–, esa sombra le pesa mucho a Díaz-Canel”, explicó Gómez.

“Mientras Raúl Castro siga como secretario del Partido (Comunista) y más que nada vivo, y otros históricos comandantes como Ramiro Valdés y Machado Ventura –que tenemos que ver si mañana (hoy) retiran a esas dos figuras–, esa sombra le pesa mucho a Díaz-Canel”, explicó Gómez.

De acuerdo al doctor, Raúl Castro sabe que él, a los 86 años, tiene que comenzar a preparar la persona que lo va a sustituir, mientras él siga vivo. Si la suceción no se hubieradado de esta manera y se hubiese entregado el poder a un civil con Fidel Castro muerto y Raúl ya fallecido, pudiera haber representado un panorama distinto.

“En otras palabras, el respaldo de Raúl Castro y pasarle el poder a un civil mientras esté vivo, es muy importante para mantener ese control político”, expresó el experto en estudios cubanos.

El mandatario saliente seguirá siendo presidente del Partido Comunista de Cuba, una posición de amplia autoridad y poder. De cara al futuro, el panorama cubano es uno de incertidumbre, reconoció Gómez.

Aún si Díaz-Canel decidiera ir por encima de otras figuras de poder como Raúl Castro, tendría otros obstáculos. ¿Qué posibilidades tendría Díaz-Canel de realizar cambios al sistema de gobierno y al panorama político cubano?

“Muy pocas, yo no lo veo. Porque entonces, como decimos los cubanos, le va a ‘pisar los callos’ a algunos de los militares que controlan la economía y eso no va a ser muy agradable al Cuerpo Militar Cubano que es una de las tres instituciones más importantes en Cuba. Él tiene que contar con los militares y el apoyo de los militares, igual que con el de Raúl Castro vivo, para él poder gobernar. Veo muy poco que pueda hacer, muy poco”, reiteró el experto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo