Reforma contributiva dejará más dinero en los bolsillos, según Rosselló

El Gobierno augura que varias de sus medidas devolverán a la población unos $849 millones anuales

Por Ronald Ávila

El gobernador Ricardo Rosselló presentó ayer, junto a varios miembros del gabinete, su ideal de reforma contributiva, que tiene como premisa dejar más dinero en el “bolsillo” de la población y eliminar los subsidios que no generan ganancias al Estado.

Estas ideas se concretarán en dos proyectos de ley, uno que enmendará el Código de Rentas Internas de 2011 y otro que crearía un nuevo Código de Incentivos, pero que aún no tienen fecha para someterse ante la Asamblea Legislativa.

Según los datos provistos por el primer ejecutivo en una rueda de prensa en el restaurante Vianda en Santurce, si se aprobara su medida, habría reducciones en las tasas contributivas de todos los individuos. Uno de los más marcados, por ejemplo, es que quienes devenguen hasta $12,500 recibirán una exención total. Al momento, quienes están suscritos a este beneficio son los individuos que generan $9,000 o menos.

Además, el gobernador propondrá una reducción de tasas contributivas para las corporaciones y las pequeñas y medianas empresas (PYMES), que generarían un ahorro de $65 millones en 2019 y $159 millones anualmente desde 2023.

“Todos los escalafones salen beneficiados. A nivel de los pensionados, aumentaría lo que sería la exención total de $15,000 de ingreso a $25,000 por ingreso, así aumenta lo que es nuestro compromiso con esta clase vulnerable y lo que ya ha sido política pública de muestra administración de proteger a los pensionados”, sostuvo Rosselló.

Como parte de la reforma contributiva, el mandatario también anunció la reducción del 11.5 % a un 7 % del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) en los alimentos preparados. No obstante, este aspecto aplicaría —según se indicó— solo a transacciones hechas a través de tarjetas electrónicas o servicios como ATH Móvil.

Asimismo, el gobernador volvió a presentar medidas anunciadas en su mensaje de Estado de Situación del pasado marzo, como la creación de un crédito al trabajo y la eliminación del Business to Business (B2B). Sobre el primer punto, indicó que será de acuerdo con los ingresos del trabajador, y los ciudadanos podrían recibir de $300 a $2,000 en un pago mediante crédito, una vez radicada la planilla de contribución sobre ingresos. En términos del B2B, se espera que se reduzca a un 3 % para el próximo año y que se elimine en 2020.
Con las medidas antes mencionadas, la Fortaleza espera que se devuelvan $849 millones anuales a los contribuyentes a partir del año 2023.

Mientras, Manuel Laboy, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, explicó que el nuevo Código de Incentivos incluirá mecanismos para medir el retorno de inversión, para así evitar que se conviertan en subsidios que no aportan al erario.

“Aquí se incentivó un programa que tenía que ver con el arroz en la agricultura, que cuando se midieron de una manera objetiva, científica con los datos, sin apasionamiento, nos dimos cuenta de que era un total subsidio. En el pasado, por ejemplo, se han financiado proyectos hoteleros que terminaron en la quiebra y se utilizó dinero del pueblo”, afirmó el funcionario.

Con el nuevo Código de Incentivos esperan generar $300 millones al erario.

Loading...
Revisa el siguiente artículo