Denuncian condiciones del hipódromo en Canóvanas

Por Inter News Service

El representante José Pérez Cordero confirmó “el poco saneamiento” en el hipódromo El Comandante, en Canóvanas.

En una vista de la Comisión de Recreación y Deportes, que preside, dijo que la inspección ocular constató una cantidad de cuadras de caballos sin techar, otras techadas con hojas de zinc rotas, deterioro en las áreas de trabajo desde antes del paso del huracán María, y problemas con la disposición de desechos de las jaulas.

La Comisión investiga el funcionamiento de la administración de la industria y el deporte hípico, y sobre denuncias de irregularidades y deterioro extremo en las facilidades.

La inspección ocular se dio como parte de la investigación que lleva la Comisión en torno a la Resolución de la Cámara 158 de la autoría del representante Pedro Julio Santiago.

“Ante lo que vimos surgen más preocupaciones e interrogantes. El asunto de la protección de los caballos, las condiciones de trabajo del personal que allí laboran es cuestionable. Pudimos constatar la demora en el restablecimiento de las áreas y el poco saneamiento, lo que puede provocar más pérdidas de equinos. No quisiera pensar que la prioridad de la administración es operar las máquinas de video juegos, ante que las condiciones de los caballos”, afirmó el representante.

Un entrenador de más de 20 años de servicio en el hipódromo dijo a los representantes que participaron en la vista que “nunca había visto el hipódromo en esas condiciones” y aseguró que dos caballos habían muerto recientemente por laminitis y que están expuestos a contagiarse con leptospirosis por alegaciones de una plaga de ratas en el lugar.

Pérez Cordero expresó que la investigación es amplia e incluye asuntos administrativos, operaciones de la industria y el deporte hípico.

“La investigación continuará, porque no quiero llegar a la conclusión que esto sea un casino con excusa de hipódromo”, afirmó Pérez Cordero. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo