Primer ministro húngaro es reelecto y logra mayoría nuevamente

Hizo una intensa campaña basada en sus inflexibles políticas en contra de los inmigrantes

Por Prensa Asociada

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ganó hoy con facilidad un tercer periodo consecutivo y su partido Fidesz se enfilaba a recuperar la súper mayoría en el parlamento, según los resultados preliminares de los comicios.

Con el 84,7% de los votos computados, Fidesz y su pequeño aliado, el partido demócrata cristiano, obtenían 133 de las 199 bancas en la legislatura, el mínimo necesario para tener una mayoría de dos tercios. El partido nacionalista de derecha Jobbik marchaba segundo con 26 bancas y una coalición de izquierda encabezada por los socialistas, tercero con 20 escaños.

Sólo otros dos partidos, la Coalicion Demócrata del exprimer ministro Ferenc Gyurcsany, y el partido la Política Puede Ser Diferente captarían poco más del mínimo de 5 % para formar una facción parlamentaria.

Orban ganó su cuarto periodo en total sobre una plataforma que se opone abiertamente la llegada de migrantes a Europa.

Los partidos de oposición temen que con otra súper mayoría el gobernante autocrático impulsará con más facilidad cambios constitucionales, continuará su represión contra grupos cívicos que, según él, obran en contra de los intereses húngaros y fortalecerá aún más su control sobre la estructura del poder estatal altamente centralizado.

El primer ministro hizo una intensa campaña basada en sus inflexibles políticas en contra de los inmigrantes. Afirma que la oposición colabora con Naciones Unidas, la Unión Europea y el millonario filántropo George Soros para convertirá a Hungría en un “país de inmigrantes”, lo que amenaza su seguridad y su identidad cristiana.

“La democracia húngara está fuerte”, declaro Gergely Gulyas, jefe de la facción parlamentaria de Fidesz. “Debido a la gran afluencia de electores, el país tendrá un parlamento fuerte y legítimo”.

La influencia del gobierno en los medios fue tangible como lo ejemplifica el canal noticioso M1 de la televisión estatal, cuya programación del domingo estuvo dominada por las consecuencias negativas de la inmigración.

En Origo.hu, antes una página independiente que ahora pertenece a aliados del gobierno, diversos contenidos exaltaban la imagen de Orban y el tema de la migración. Los titulares incluían “Pandillas de migrantes pelean en Inglaterra”, “Ya no los soportan en Suecia: Tienen suficientes migrantes” y “Migrante en ropa interior deja a jubilado alemán medio muerto a golpes”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo