Ahorrar parte del salario e invertirlo para asegurarse una mejor calidad de vida durante la jubilación es fundamental para cualquier persona. La cantidad de dinero necesaria para retirarse dependerá de factores como el costo de vida, el estado de salud y la expectativa de vida.

Los expertos aconsejan a los empleados activos ahorrar de manera que puedan contar con al menos un 70 o un 80 por ciento del ingreso actual durante el retiro. Para ello, la mayoría de las personas tienen el beneficio de aportar a un sistema de retiro patronal.

Sin embargo, para muchos, como es el caso de los empleados públicos, este se encuentra en una situación crítica. La posibilidad de un futuro incierto debe ser la motivación principal para tomar acción.

Afortunadamente, existen varias formas de ahorrar por cuenta propia. Un primer paso es abrir una cuenta de retiro individual, o IRA, por sus siglas en inglés. Esta no solo contribuye significativamente a aumentar los ahorros para el retiro, sino que provee beneficios contributivos.

Las cuentas IRA tienen también la ventaja de que permiten retirar el dinero sin penalidad del Departamento de Hacienda para la compra de la primera residencia, los gastos de los estudios universitarios de los hijos, enfrentar la pérdida de empleo o incapacidad, reparar los daños causados a la residencia por desastres naturales, la compra de computadoras para sus hijos o el tratamiento de enfermedades catastróficas, entre otros.

Hay diversos tipos de cuentas IRA, cada una con sus características específicas. La IRA exenta ofrece el beneficio de que la aportación es 100% deducible de la planilla de contribución sobre ingresos al abrir la cuenta y no se pagan contribuciones por los intereses devengados. En cambio, en el caso de la IRA Roth, la aportación no es deducible de la planilla, pero no establece un límite de edad para aportar y tanto el principal como los intereses están exentos de contribuciones al retirarlos.

En el mercado, también existen otras opciones muy convenientes, como cuentas IRA que facilitan el ahorro pues la aportación puede realizarse por descuento de nómina o que permiten disponer del dinero ahorrado mediante pagos periódicos.

Independientemente de cualquier plan de retiro patronal, es esencial incluir en el presupuesto individual el ahorro para el retiro. Es importante invertir para el futuro y, mientras más temprano se comience, más crecerá la inversión.

Para más información sobre alternativas de inversión, puede comunicarse con el Gerente del Fideicomiso de Cuentas IRA, Juan C. Ayala, al Centro IRA de AEELA, al 787-641-4433, o acceder www.aeela.com.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo