FEMA asegura gobierno otorgará 48 mil títulos de propiedad a afectados por María

Se trata se miles de hogares afectadas cuyos residentes no pudieron demostrar a la agencia federal que son los dueños legítimos de esas propiedades

Por David Cordero Mercado

Los alrededor de 48 mil hogares que se vieron afectados parcial o completamente por el huracán María en Puerto Rico, cuyos residentes no pudieron demostrar a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) que eran los dueños legítimos de esas residencias, recibirán un título de propiedad que les permitirá realizar el proceso de solicitud de asistencia económica.

"El gobierno ha anunciado 48 mil hogares a las que van a proveer título", afirmó hoy Mike Byrne, oficial federal de coordinación en Puerto Rico para FEMA, ante preguntas de Metro. Byrne explicó que, una vez los residentes reciban ese título, la agencia les permitirá realizar nuevamente el proceso de reclamación de asistencia económica, que en principio se les fue negada.

"Los estadounidenses esperan que nos aseguremos de que si vamos a proveerle asistencia a alguien, es en efecto por la propiedad de la que es dueño y vive”, argumentó el oficial federal.

"El gobierno ha anunciado 48 mil hogares a las que van a proveer título", afirmó hoy Mike Byrne, oficial federal de coordinación en Puerto Rico para FEMA, ante preguntas de Metro.

El administrador de FEMA, Brock Long, en conferencia de prensa en Puerto Rico. / Foto: David Cordero Mercado El administrador de FEMA, Brock Long, en conferencia de prensa en Puerto Rico. / Foto: David Cordero Mercado

El declaración, que no estaba en la agenda que se planeaba discutir con los medios, surgió en conferencia de prensa en la Oficina Conjunta de Campo de FEMA, ubicada en Guaynabo, donde también estuvo presente el administrador de FEMA, Brock Long.

"Uno de los problemas a los que nos enfrentamos es quién en efecto es dueño de la residencia”, reiteró Long. "Si no podemos identificar quién es el dueño de la casa, ¿debemos proveer esos fondos y tomarnos el riesgo? Eso es lo que ha pasado", explicó.

El administrador federal defendió, sin embargo, la asistencia que la agencia que dirige ha dado a las residentes de la isla que perdieron su hogar, aún a los que no poseen el título de propiedad. Aseguró que FEMA proveyó más de 6 millones de noches en hoteles para los damnificados.

"Vivimos en el mejor país del mundo, cuando hablamos sobre lo que hace el gobierno por las víctimas de desastre", apuntó. "El hecho de que perdiste tu casa, te colocamos en un hotel, te proveímos fondos para recuperar tu casa, no es algo que dupliquen muchos países alrededor del mundo”, aseguró.

Miles sin escrituras 

De acuerdo con el presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Planificación, David Carrasquillo, aunque no existen cifras oficiales, estiman que un 20 % de las unidades de vivienda en Puerto Rico no tienen escrituras por ser construcciones invadidas. Hay un total de 1,300,000 residencias en Puerto Rico, por lo que se estima que 260,000 de ellas son construcciones irregulares.

Carrasquillo explicó en entrevista previa que en las zonas urbanas estas áreas son más fácil de localizar, como el caso de San Juan donde se encuentran Caimito, Cupey, algunas en la Península de Cantera, el Caño Martín Peña, sin embargo, en el interior de la isla es son más difícil de identificar.

Entretanto, el administrador de FEMA aseguró que dicha agencia mantendrá presencia en la isla durante los próximos años y continuará realizando labores. Hasta este punto, indicó que FEMA ha desembolsado alrededor de $10,000 millones en Puerto Rico, aunque la reconstrucción total tras el paso del huracán María costará $50,000 millones.

Long: el año 2017 fue "una llamado de alerta" 

Long se defendió de las críticas de que FEMA no reaccionó con suficiente rapidez frente a María y, de hecho, aseguró que el dinero desembolsado en Puerto Rico hasta el momento, es mayor a cualquier desastre natural en jurisdicción de Estados Unidos, solo comparable con el huracán Katrina, cuando se desembolsaron $6,000 millones durante los primeros seis meses, dividido en dos estados. Dijo que la inyección económica federal continuará en aumento, a medida que avance la reconstrucción. La agencia en sus cálculos cuenta, además, con que las aseguradoras privadas inyecten unos $20,000 millones adicionales en pólizas de seguro.

Aseguró, también, que al momento cuenta con sobre 1,500 empleados contratados en Puerto Rico y que continuarán empleando, "con miras a ser uno de los empleadores más grandes de la isla". Dijo que a estos empleados, además de contratarlos, los entrenan para que sean especialistas en respuesta a emergencias.

"FEMA no puede ser directamente responsable en toda la respuesta", afirmó, al tiempo que dijo que trabaja en colaboración con el gobierno estatal y la empresa privada para que se establezcan nuevos y mejores planes de emergencia que permitirán respuestas más rápidas y eficientes. "No siempre vamos a las comunidades para atender las emergencias pequeñas", añadió.

Anunció, además, que en junio dichos planes serán puestos a prueba en simulacros, aunque reconoció que "Puerto Rico no está preparado para esta temporada (de huracanes)", que comienza en 1 de junio. "Estamos corriendo en contra del tiempo", dijo, reconociendo que queda mucho trabajo por hacer, aunque afirmó que la inyección económica federal permitirá renovar y hacer mejorías en el sistema eléctrico, sistema de agua potable, puentes, comunicación, entre otros sectores. Señaló que el trabajo del gobierno estatal será dar mantenimiento a esa nueva infraestructura.

Long aseguró que el año 2017 fue "un llamado de alerta" para FEMA, sobre cómo responde a desastres naturales y cómo las agencias estatales manejaron la emergencia, aunque dijo que posterior al paso del huracán María, quienes debían responder la a emergencia se convirtieron también en "sobrevivientes del desastre".

A preguntas de la prensa sobre si FEMA está tratando a Puerto Rico como una jurisdicción de alto riesgo respecto al manejo de los fondos, respondió que el gobernador tiene razón en algunos aspectos, el proceso es complejo", de modo que no negó ni afirmó el hecho que hayan sido aplicados requisitos adicionales a Puerto Rico. Sin embargo, dijo que "tenemos que poner controles",a pesar de reconocer que no está de acuerdo con todos los procesos que requiere en términos generales y que busca reducir la burocracia en el sistema.

“No es un secreto que Puerto Rico tiene problemas masivos de liquidez. […] Yo realmente creo que el gobernador Rosselló está tratando de hacer todo lo que puede hacer para arreglar la supervisión del dinero”

"Mi trabajo es que si vamos a inyectar miles de millones de dólares, que ese dinero vaya exactamente a donde tiene que ir y que se haga con ese dinero lo que se supone que se haga”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo