Rosselló ajusta plan fiscal, pero no cede con pensiones

El gobernador contó que ha indicado a la Junta, a través de una misiva, que no aprobar el plan afecta los procesos de Título III

Por Miladys Soto

El nuevo plan fiscal del Gobierno Central que se entregará a la Junta de Control Fiscal (JCF) esta tarde no incluye cambios a los asuntos catalogados como de política pública, entre los que están el recorte de pensiones y la jornada laboral, así lo confirmó el gobernador Ricardo Rosselló durante una mesa redonda con la prensa.

El mandatario expuso que la decisión se basa en lo que expone la Ley PROMESA, que según dijo establece lo que puede o no hacer la JCF. Sin embargo, el documento contendrá el requerimiento de trabajo a los beneficiarios del PAN y crédito por trabajo.

El ente creado por la Ley PROMESA exigió cambios en cinco de los seis planes fiscales entregados, y pidió entre sus recomendaciones que se incluyera un recorte a las pensiones de los retirados del Gobierno de un 10 %. Ante esto, el primer ejecutivo negó la inclusión de esas recomendaciones y anunció el retiro de su segunda reforma laboral, que sí estaba incluida en el plan fiscal que la JCF pidió revisar.

"Alerta seria" peticiones de la JCF

"Nosotros entendemos que tenemos una posición fuerte en derecho para defender las pensiones", comentó Rosselló a preguntas de Metro sobre si entiende que la JCF aprobará el plan fiscal que no incluye todos los cambios que el ente federal le solicitó la semana pasada mediante varias misivas.  Este agregó que, en caso de que el ente creado por la ley federal aprobara su versión, defendería su postura.

"Mi ruta preferencial es llegar a soluciones", expuso a preguntas de la prensa. Además, agregó que la JCF se va por encima de los poderes que le da PROMESA en la carta en la que solicita los cambios a los planes fiscales .

El funcionario catalogó la misiva y la petición como una "alerta seria". "Ya estamos llegando a un punto donde se van a tomar decisiones", añadió Rosselló, quien lamentó el tranque con el grupo, con el que, según dijo, se habían adelantado trabajos en otras áreas. Asimismo, comentó que en el escenario de que la Junta apruebe su propio plan fiscal, el Gobierno no lo ejecutaría.

Según expuso, le han advertido a la JCF que no implementarán un plan fiscal con esas recomendaciones. Por su parte, Christian Sobrino expuso que están alineados en varios aspectos técnicos.

Cambios aceptados

El mandatario declaró que identificaron 48 peticiones en la carta de la JCF, que identificaron como asuntos técnicos, de política pública y económicos.

"Muchos de los cambios y revisiones iban a la base económica, 13 de los 48 puntos. El Disaster Recovery fue ajustado del 12.5% al 12%", dijo el primer ejecutivo sobre las peticiones que atendieron. Además, se redujo el estimado de ingresos por concepto de seguros privados de $21,900 a $15,800.

Sobrino añadió que ese dinero que se reduce va a compañías multinacionales y aunque se desembolsa no se queda en la Isla.

El Producto Nacional Bruto proyecta un decrecimiento de -12% para este año fiscal 2018 y un crecimiento de un 6% para el siguiente año fiscal 2019, precisó el gobernador.

Proponen reforma contributiva "neutral"

En torno la Reforma Contributiva, Sobrino sostuvo que no tendrá un impacto en los ingresos del Gobierno ya que identificaron medidas para mejorar los recaudos. Ahora bien, fue enfático en que no habrá un aumento en las contribuciones para mantenerla neutral. Entre las medidas mencionadas se encuentran atajar la evasión contributiva.

Respuesta federal

Sobre la respuesta que ha tenido la respuesta federal a la Isla tras el paso del huracán María, Rosselló indicó que no estuvo satisfecho con la respuesta del Cuerpo de Ingenieros, mientras que en otras áreas está satisfecho.

La semana pasada la Junta emitió varias misivas en las que se desglosaban la serie de cambios que, según los miembros del ente, había que realizarle a los planes fiscales entregados por la administración de Rosselló.

Te recomendamos: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo