Cerdos invaden Barrio Obrero

La manada de cerdos convive con los residentes del lugar y es común verla en calles de Barrio Obrero

Por Inter News Services

El cerdo, ya crecido y de piel negra, espera paciente a un costado de la avenida Borinquen, en Barrio Obrero, para cruzar hacia la Placita Barceló, hasta que un carro se detiene y el animal, como cualquier peatón, camina raudo para disfrutar del área verde del sector.

 

Cerdos Suministrada

La imagen puede ser cualquier día en Barrio Obrero, donde una piara de puercos que no tiene dueño se ha tomado las calles de este popular sector de la capital y son parte del decorado de la zona, donde también abundan gallinas.
La manada de cerdos convive con los residentes del lugar y es común verla en calles de Barrio Obrero.
Son más de una docena de animales que sobreviven con lo que les dan vecinos y lo que pueden encontrar en las calles.
En la calle 15 los cerdos gozan del barro a un costado de la vía y se guarecen en un solar abandonado, donde, según Norma, una vecina, una cerda alimenta a sus cerditos recién nacidos.
Los otros, caminan por la calle, se dejan ver y se mantienen atentos a los carros que pasan por el lugar.

“Están aquí hace varios meses y se había dicho que el gobierno iba a hacer algo con ellos. Pero siguen aquí. Algunos les dan de comer y los cuidan, pero algunos se los han llevado. Incluso, algunos por ahí les han puesto hasta nombres”, señala Norma.
Pese a que son una de las carnes más consumidas en la Isla y del mundo, los cerdos -que transmiten varias enfermedades a los humanos- continúan viviendo sin problemas en Barrio Obrero.

Te recomendamos: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo