Sufrirá cambios el plan fiscal UPR, los recortes dependerán de Rosselló

La Junta de Control Fiscal esbozó que no aprobará el plan fiscal de la UPR tal y como lo entregaron.

Por José Karlo Pagán Negrón

Los recortes presupuestarios que sufrirá la Universidad de Puerto Rico (UPR) dependen del gobierno de Ricardo Rosselló Nevares, según les comunicó hoy el presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José Carrión III, a líderes estudiantiles.

En la mañana de hoy los presidentes de los Consejos Generales de Estudiantes (CGE) de los recintos de Río Piedras, Mayagüez y Ciencias Médicas, así como el de la unidad de Cayey, se reunieron con miembros del ente federal para discutir, entre otras cosas, el plan fiscal revisado del sistema universitario.

"Ese poder, de disminuir los recortes a la UPR, recae sobre ellos porque es parte de la política pública del gobierno… Si la política pública es de no recortar en otras partidas, pues eso es decisión de Rosselló", citó a Carrión el presidente del CGE de Mayagüez, Marcus Ramos Cintrón.

Por su parte, el presidente del CGE de Río Piedras, Neftalí Sánchez, añadió que el presidente de la JCF les hizo saber que no son ellos los que toman decisiones, sino que solo "proveen recomendaciones, pero que está del gobernador dictaminar cómo se van a realizar esos recortes. Entonces, es claro que el gobernador no está salvaguardando los mejores intereses de la comunidad universitaria”.

Las expresiones surgieron luego de que el estudiantado cuestionara que los recorte a la UPR son dispares con el resto de las agencias, además de ser irregulares en la cantidad que se le aplicará a la UPR por año.

La administración de Rosselló Nevares propuso un recorte a las partidas que la UPR recibe del gobierno central ascendente a $423 millones, más de un 50 % de lo que recibía la institución al 2016.

Es por esta razón que la UPR elaboró un plan fiscal que contempla aumentos escalonado en los costos del crédito a nivel subgraduado y graduado, así como un incremento en las cuotas y servicios de la institución.

El documento, que fue entregado a la JCF y difundido a la comunidad universitaria el pasado 21 de marzo, aumentará los costos del crédito a nivel subgraduado de $57 actuales a $115 para agosto, hasta llegar a $140 en el 2022.

Asimismo, contempla alzas en los costos de cuotas como $100 por laboratorio y $20 por cada repetición de cursos.

Los estudiantes le explicaron al ente federal lo "contraproducente" que sería un aumento en los costos de estudio para los estudiantes de Puerto Rico y reclamaron que el sector estudiantil será el más perjudicado de certificarse el plan fiscal.

"La UPR se ha enfocado bastante en cuánto los estudiantes pueden aportar, con aumentos en los créditos y cuotas. Son los estudiantes la fuente principal de donde ellos desean tener ingresos”, expresó la presidenta del CGE del Recinto de Ciencias Médicas, Nancy Cardona. 

Ante esto, la JCF expuso que los aumentos en los costos del crédito "deben ser justificados", algo que no ha pasado, resaltó Ramos Cintrón.

Los estudiantes propusieron recortes en otras áreas, como reducir la plantilla laboral.

No se va a certificar el plan de la UPR

En la discusión, también salió a relucir que el ente federal que controla las finanzas del país no certificará el plan fiscal de la UPR tal y cómo se entregó, por supuestas faltas de transparencia en la edificación del documento. De hecho, hoy la Junta informó sobre esto al gobernador.

Carta de la JCF al Gobernador by Metro Puerto Rico on Scribd


De acuerdo a Sánchez, la directora ejecutiva de la JCF, Nathalie Jaresko, adelantó que no certificará el documento debido a la "falta de información y del análisis que se contemplo en la elaboración del plan fiscal. Lo único que le ha provisto la Universidad [a la JCF] fue la presentación que se le divulgó a la comunidad universitaria".

Ramos Cintrón, añadió, que entre los líderes estudiantiles y el ente federal llegaron a la conclusión de que el "plan fiscal no se sostenía por sí solo. Incluso, la directora ejecutiva expresó que va a sufrir cambios mayores”.

Además, coincidieron en que era necesaria la información del presupuesto de la institución y cómo se distribuye a través del sistema para saber "si es razonable lo que propone la universidad", sostuvo el líder estudiantil de la UPR en Mayagüez.

Apertura al diálogo de la JCF

En general, los estudiantes resaltaron la disposición de los miembros de la junta a dialogar con los estudiantes.

La JCF se mostró receptiva de escuchar a los estudiantes y la preocupación de la comunidad estudiantil. Pudimos dialogar y dejar saber nuestro sentir”, dijo Cardona.

Es por esto que Ramos Cintrón entiende que la comunidad universitaria tiene posibilidades reales de cambiar el rumbo fiscal del sistema.

"Entendemos que hay un espacio para incidir en la certificación del plan fiscal… La bola está en la cancha de los estudiantes y la comunidad universitaria para ver si estamos dispuestos a incidir en lo que será el plan fiscal. Depende de la capacidad de crear unos consensos y de llevar una propuesta que ellos puedan considerar y aceptar”, apuntó.

Tras la reunión de hoy, el líder estudiantil del Recinto de Río Piedras contrasta que, "de primera instancia, la Junta de Control Fiscal ha tenido una mayor apertura de discusión en comparación con la administración universitaria".

Ambos bandos acordaron tener próximas reuniones en las que se discutirá de lleno el plan fiscal de la UPR y escucharán medidas y propuestas de los diversos sectores del sistema.

En la reunión participó, además, Héctor D. Barreto Vázquez, presidente del CGE en Cayey; y Ana Matosantos, miembro de la JCF.

La reunión concluyó con una disposición de parte de Jaresko en continuar puntualizando las preocupaciones organizacionales del plan fiscal para la institución educativa. Es por esto que los estudiantes exhortaron a la comunidad universitaria a enviar cuestionamientos y preocupaciones sobre el documento que regirá las finanzas de la institución en los próximos cinco años a: [email protected]

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo