FEMA y el gobierno de Trump favorecieron a Texas sobre Puerto Rico luego de los huracanes

Así lo detalla una investigación del medio estadounidense Politico

Por Metro Puerto Rico

La respuesta de las agencias federales y del gobierno de Donald Trump a la tragedia que vivió Texas luego del huracán Harvey fue más eficiente y efectiva que sus gestiones en Puerto Rico después del huracán María, reveló una investigación del portal estadounidense Politico.

Llegaron a esta conclusión luego de revisar varios documentos públicos y entrevistas a funcionarios gubernamentales, así como a expertos en manejo de emergencias.

Por ejemplo, Politico reseñó que seis días después del ciclón haber impactado a Texas, el Comando Norte del ejército de los Estados Unidos envió 73 helicópteros a Houston, que fueron críticos para llevar suministros de emergencia. Pero en Puerto Rico tomó al menos tres semanas después de María para que más de 70 helicópteros sobrevolaran el territorio.

Mientras, nueve días después de los respectivos huracanes, FEMA aprobó unos $141.8 millones en asistencia para las víctimas de Harvey, pero solo unos $6.2 millones para los puertorriqueños.

En los primeros nueve días luego del fenómeno atmosférico en Texas, FEMA entregó 5.1 millones de alimentos, 4.5 millones de litros de agua y sobre 20,000 toldos en Houston. En la isla, por el contrario, otorgó solo 1.6 millones de comidas, 2.8 litros de agua y 5,000 toldos.

Asimismo, nueve días luego de Harvey, unos 30,000 oficiales del gobierno habían llegado a Texas, mientras que en Puerto Rico solo 10,000 al mismo tiempo.

A FEMA, además, solo le tomó 10 días aprobar el trabajo permanente por desastre, a diferencia de los 43 días que le tomo aprobarlo para Puerto Rico.

De otra parte, 78 días después de los respectivos huracanes, FEMA aprobó 39 % de las solicitudes para asistencia de los afectados por Harvey, número que en la isla rondó en un 28 % en el mismo periodo.

La investigación relata, además, que la atención de Trump fue marginal para Puerto Rico. El periodista Dany Vinik detalla que, por ejemplo, el presidente viajó dos veces a Texas en los primeros ocho días del desastre. Sin embargo, a Puerto Rico no llegó hasta 13 días después del huracán.

Loading...
Revisa el siguiente artículo