Dirigen esfuerzos sobre salud mental tras huracán María

ASSMCA redirige sus esfuerzos hacia la prevención del suicidio y estrés postraumático con el desarrollo del programa Anímate, enfocado en la atención en las comunidades

Por Lyanne Meléndez García

Pese a que muchas de las necesidades físicas ya fueron atendidas pasados los seis meses del huracán María, ahora cobra importancia la atención a la salud mental de la población para así evitar las repercusiones que basado en experiencias previas los boricuas podrían experimentar.

Con el fin de contribuir a atender la salud mental que fue trastocada tras el fenómeno atmosférico, la administradora de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Suzanne Roig Fuertes, abordó en entrevista con Metro el desarrollo del programa Anímate, que busca ir casa por casa a atender a los ciudadanos para ofrecerle ayuda, desahogo e identificar casos que requieran intervención.

Según Roig Fuertes, a seis meses del huracán debe ser vital la atención de la salud mental. Continuamos en las comunidades, entendemos que hay unas necesidades que están ahí descubiertas. Cuando hablamos de una emergencia hay unas necesidades básicas que satisfacer, techo, agua, alimentos, pero cuando esas necesidades están satisfechas es que empiezan a manifestar sus emociones, o desentender lo que les está pasando”, explicó la funcionaria.

Explicó que el equipo de Anímate, inmerso en las comunidades, continuará por un tiempo prolongado. El programa sufragado con fondos federales incluye 350 personas contratadas, la inmensa mayoría profesionales de la conducta entre ellos psicólogos, trabajadores sociales, consejeros, todos adiestrados en manejo de crisis, prevención del suicidio, primeros auxilios psicológicos.

Tras el huracán María, Roig Fuertes dijo que actualmente las iniciativas y múltiples programas de ASSMCA se concentran en dos enfoques principales; la prevención del suicidio y evitar diagnóstico estrés postraumático.

“El estrés postraumático puede darse a seis meses del evento así que es a partir de este momento que ciertamente responsablemente se pudieran dar este tipo de diagnóstico”, abundó la ejecutiva.

Planteó que en un evento como este toda la población es vulnerable, tanto los niños, con una incapacidad de entender lo que ocurre a su alrededor, como los adultos pues son los más estresores que cargan. “Estamos viendo muchos viejos en las comunidades solos. Las familias han emigrado y los viejos se han quedado, así que tenemos viejos que no hay quien los apoye para atender sus necesidades”, detalló la administradora.

De hecho, sobre el incremento de llamadas en la Línea PAS, del cuál Metro ha reseñado previamente, puntualizó que aunque ya había habido un incremento en llamadas previo al huracán, una vez este pasó se duplicaron las mismas. “Habíamos logrado incrementar las llamadas a más de 300, pero luego del huracán estamos recibiendo uno promedio de 600 llamadas diarias”, explicó.

assmca Foto: Gil Reymundi

Las llamadas han ido en aumento debido a que como parte del programa Anímate, también se ha incentivado el uso de la Línea. Esto quedó evidenciado en un recorrido que Metro realizó por el barrio Camarones en Guaynabo, donde personal de ASSMCA fue casa por casa a ofrecer las ayudas. Roig Fuertes destacó el éxito del programa al señalar que entre el Departamento de Salud Federal y la Agencia Federal para el Manejo de la Emergencia (FEMA, siglas en inglés) están haciendo coordinaciones para adiestrar el estado de California y otros estados utilizando como modelos el proyecto de Puerto Rico.

Al preguntarle sobre la situación de salud mental en Puerto Rico, la administradora sostuvo que “hay un desentendimiento de lo que es la salud mental y mucha gente continúa conceptualizándolo como una condición crónica que ciertamente lo es, que la persona está inhabilitada de hacer muchas cosas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo