JCF envia carta con receta amarga para la UPR

Sostienen que la universidad debe cerrar programas académicos “redundantes” o “inefectivos”

Por Ronald Ávila Claudio

En una carta con fecha de hoy la Junta de Control Fiscal (JCF) detalló los aspectos que la Universidad de Puerto Rico (UPR) debe incluir en su plan fiscal y solicitó reunirse semanalmente con los directivos de la institución, del Gobierno Central y sus respectivos asesores para “alcanzar” las metas que ha pautado para el primer centro docente del país.

La misiva, además, indica que el ente no emitió opinión alguna sobre cuál debe ser el costo de matrícula de los estudiantes del sistema, a pesar de que Darrell Hillman, presidente de la institución, indicó en días pasados que la cifra recomendada por la directora del organismo, Natalie Jaresko, fue $220.

“La UPR debe tomar medidas para salvarse del colapso fiscal. La reducción poblacional y la merma en subsidios del Estado Libre Asociado –que representaban cerca del 70 % de los ingresos de la institución– demanda cambios significativos e inmediatos sobre el modelo de operar de la universidad”, sostiene la JCF en la misiva.

Así las cosas, según la JCF, solo aprobará un plan fiscal para la UPR que considere la reducción de partidas del erario central, contempladas en el plan fiscal del Gobierno de Puerto Rico. Además, sugirió que ante un alza de matrícula, la institución debe ofrecer “becas” a los más vulnerables para que puedan continuar su educación.

“La JCF no ha indicado a qué nivel debe aumentar la matrícula para alcanzar un balance fiscal. La magnitud de esto [el aumento] dependerá de otros factores como la profundidad de las medidas de reducción de gastos”, cita la comunicación.

En términos de matrícula, la carta establece que el plan fiscal universitario debe considerar, al menos:

  • La demografía estudiantil
  • No depender de los ingresos que se generan de estudiantes que constituyen una mínima parte de la población académica, como los alumnos extranjeros
  • Incluir un aumento escalonado de la matrícula de acuerdo a la asistencia de becas federales

Mientras, en términos de la consolidación de recintos, la JCF negó haber recomendado cómo debe realizarse, tal y como también había denunciado Hillman.

“Las opciones de consolidación pueden ir desde la centralización de departamentos, el apoyo de recursos entre diferentes “hub”, hasta el cierre de algunos recintos poco utilizados”, indica la carta. Al tiempo, sostiene que la universidad debe cerrar programas académicos “redundantes” o “inefectivos”.

El ente fiscal sentenció que las medidas de “attrition” solo tendrán resultado eliminando las vacantes de personal y los servicios que provee.

Loading...
Revisa el siguiente artículo