Arzobispo quiere “darle reposo” a controversia sobre deuda a pensiones de maestros

El juez de recursos extraordinarios del Tribunal de San Juan, determinó hoy que la Iglesia Católica debe continuar pagando mensualmente las pensiones a 66 maestros de la Academia del Perpetuo Socorro, en Santurce

Por Inter News Services

El arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, dijo hoy que quiere “darle reposo” a la controversia que perdió en el tribunal y busca el diálogo con los maestros a cuyo fondo de pensiones le debe 4.5 millones de dólares y que inclusive dejó de pagar.

El juez de recursos extraordinarios del Tribunal de San Juan, Anthony Cuevas, determinó hoy que la Iglesia Católica debe continuar pagando mensualmente las pensiones a 66 maestros que sirvieron más de 10 años en sus cargos y empleados jubilados de la Academia del Perpetuo Socorro, en Santurce.

Mientras se obliga el pago de la deuda, el tribunal continuará evaluando la demanda de los maestros del colegio para que la Iglesia Católica pague $4.5 millones adeudados al plan de pensiones antes de que este fuera finalmente cancelado por González Nieves para todo el sistema de escuelas católico.

El arzobispo llegó a formar parte de una comisión del entonces gobernador Alejandro García Padilla para buscarle soluciones al problema de las pensiones del gobierno central.

En sus expresiones escritas en torno a la Resolución del Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan, en el caso de las Pensiones de las Escuelas Católicas, González Nieves indicó que “durante el día de hoy recibimos la Resolución y Orden emitida por el Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan, en el caso del Fideicomiso Plan de Pensiones de las Escuelas Católicas, donde se hicieron unos señalamientos. Nuestros abogados están evaluando la misma para determinar el curso a seguir”.

Sin embargo, agregó, “preliminarmente nuestros abogados han identificado que el dictamen tiene unos errores debido a que no reconoce la personalidad jurídica de la Arquidiócesis de San Juan, ni de ninguna de las otras diócesis en Puerto Rico; a saber, las diócesis de Ponce, Arecibo, Caguas, Mayagüez y Fajardo-Humacao, todas ellas con capacidad jurídica propia e independiente entre sí, así reconocido por el Tribunal Supremo de Puerto Rico”.

Para el arzobispo, ello trae consecuencias, pues “alteró la organización interna de la Iglesia Católica, asunto vedado a los tribunales, según así también determinado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos y el Tribunal Supremo de Puerto Rico”.

“La Arquidiócesis de San Juan se reitera que cualquier pago relacionado a este caso lo debe hacer exclusivamente el Fideicomiso Plan de Pensiones de las
Escuelas Católicas, una entidad jurídica separada de la Arquidiócesis de San Juan, las cinco diócesis, y las escuelas católicas parroquiales y orden religiosa”, dijo, reiterando la posición ventilada en los tribunales y que no ha logrado prevalecer.

Por último, “el Arzobispo de San Juan anima a todas las partes a dialogar para buscar darle reposo a la controversia”. En las declaraciones escritas no se explica claramente qué significa o cuál es el alcance para el arzobispo de la frase “darle reposo”.

La resolución del juez resolvió que “inmediatamente y sin más demora proceder a continuar con la emisión de los pagos a los demandantes conforme al Plan de Pensiones, mientras se dilucida este pleito”.

El arzobispo se quejó de que pagaba más pensiones de lo que ingresaba al fondo. Uno de los abogados de la Iglesia Católica es el exsecretario del Trabajo bajo el gobierno del PPD, Frank Zorrilla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo