Cámara aprueba reforma educativa con cientos de enmiendas

Luego de un acalorado debate enmarcado por la oposición del magisterio, la Cámara de Representantes aprobó ayer su versión del proyecto con cientos de enmiendas que ahora esperan por ver la versión del Senado

Por Lyanne Meléndez García

En medio del evidente rechazo de los líderes magisteriales a la reforma educativa, la Cámara de Representantes dio paso a su versión del proyecto impulsado por La Fortaleza.

Con 31 votos a favor del Partido Nuevo Progresista(PNP) y 16 en contra de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD), el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y del representante novoprogresista Néstor Alonso, la pieza legislativa, que introduce las escuelas chárteres y los vales educativos, fue aprobada ayer con sobre 400 enmiendas.

El informe positivo fue presentado por el presidente de la Comisión de Educación Cameral, Guillermo Miranda, quien aseguró que incorporaron múltiples enmiendas a petición de los ciudadanos en las siete vistas que realizaron.

Entre los cambios incluidos en las enmiendas del proyecto 1441, limita a un 3 % de los estudiantes acogerse en el año escolar 2019-2020 al Programa de Libre Selección de Escuelas a través de vales educativos. Los años subsiguientes “se autoriza a el otorgamiento de hasta un 5 % de certificados, equivalentes al número de estudiantes del sistema”. Basado en la cifra actual de estudiantes en el sistema, que asciende a 319,000, el 3 % representa aproximadamente más de 9,000 estudiantes.

Además, se reduce de 78 % a 70 % el presupuesto destinado “a las gestiones educativas en los salones de clases y a las actividades relacionadas poniendo primero al estudiante”.

Mientras, Miranda señaló, en su presentación de la medida, que las asignaciones ya no serán anuales, sino trimestrales a las escuelas.

La medida también incluye una enmienda que mantiene el mismo salario a los maestros que se transfieran a escuelas chárteres, pero no garantiza los beneficios marginales.

Además, establece que será hasta un 10 % la cantidad de escuelas que serán chárteres del total de planteles que habrá en agosto próximo, cuando se espera que haya 805 escuelas. Así estipulado, unas 80 escuelas podrían transformarse en chárteres, afirmación que fue criticada por el portavoz del PPD en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández.

Por otro lado, el proyecto aprobado reduce de 5,000 a 1,000 dólares la multa y la pena de reclusión de un año a seis meses para los padres o encargados cuyos estudiantes se ausenten por tres días o más a la escuela sin causa justa. Añade imponer 100 horas de servicio comunitario en la misma institución donde asista el estudiante.

Mientras, el representante Denis Márquez, del PIP, presentó en sala una enmienda para que quede claro que no se cobre a los estudiantes que acudan a escuelas chárteres, ya que la redacción de la medida, a su entender, deja la puerta abierta a que las chárteres puedan cobrar cuotas especiales, materiales o gastos externos. Sin embargo, la enmienda fue derrotada.

El legislador Alonso, quien votó en contra de la medida, había presentado una enmienda para que se incluyera “la figura del secretario auxiliar de Educación Especial”; sin embargo, tampoco fue acogida, por lo que decidió votar en contra del proyecto, según manifestó.

Si bien el ambiente se mantuvo exacerbado, pues los docentes hacían reclamos desde las gradas, en un momento dado se caldearon los ánimos entre los propios legisladores luego de que consumiera su turno María Milagros Charbonier, cuando Manuel Natal le habló con expresión molesta. Esto, debido a que Charbonier hizo referencia a defender la escuela pública luego de haber estudiado en un colegio privado.

La delegación del PNP tuvo 150 minutos para el debate, el PPD tuvo 70 minutos y el PIP, 30 minutos. En las afueras de El Capitolio, un grupo de la Unión de Empleados de Edificios Públicos y de diversos grupos magisteriales se congregaron por varias horas para protestar contra la reforma.

Mientras, en el interior de la Casa de las Leyes había seguridad rigurosa para el público que entraba en el hemiciclo. Los presentes eran escoltados desde la entrada a las puertas del hemiciclo, donde debían pasar por un detector de metales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo