Educadora de 87 años de edad es distinguida por su dedicación al prójimo

Continua muy activa en el servicio público, ayudando a las personas que perdieron la vista.

Por Inter News Services

La educadora Miriam López Iturrino –quien a sus 87 años de edad continua muy activa en el servicio público, ayudando a las personas que perdieron la vista, entre otras labores– fue distinguida por el representante Félix Lassalle Toro, con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

El legislador, presidente de la Comisión de Seguridad Publica de la Cámara baja resaltó, en una emotiva ceremonia en El Capitolio, la obra de “Doña Tata”, como es conocida en su pueblo adoptivo de San Sebastián.

Esta extraordinaria mujer, educadora de profesión y, sobre todo, de vocación, ha sido pieza angular del desarrollo socioeconómico de nuestra región por décadas, particularmente de San Sebastián”, afirmó Lassalle Toro.

El representante por el Distrito 16 de Isabela, San Sebastián y Las Marías apuntó que la obra de doña Tata López a favor de los mas necesitados es reconocida por todos y, aún a su edad, ella busca maneras de seguir ayudando al prójimo y eso es digno de ser reconocido.

López Iturrino nació un 31 de enero de 1931 en el municipio de Lares y se mudo a Arecibo, donde cursos estudios hasta nivel superior.

Contrajo nupcias con Agustín Font Hermidia apenas unos meses antes de comenzar sus estudios en la Universidad Interamericana, en San Germán, donde obtuvo un grado de bachillerato en Ciencias Políticas e Historia.

Su carrera por el servicio público inició como maestra de escuela intermedia y luego se desempeñó a nivel de escuela superior y asesora de varias organizaciones magisteriales.

La dama distinguida logró alcanzar su sueño de convertirse en directora de escuela cuando asumió las riendas de la segunda unidad “Máximo Salas”, en el barrio Juncal de San Sebastián del Pepino.

También fue la primera mujer directora de la Academia Católica en ese municipio y dio clases de humanidades en el recinto de Aguadilla de la Universidad Interamericana.

En el ocaso de su carrera se trasladó al Banco de Ojos del Club de Leones de San Sebastián, donde todavía labora como reclutadora.

Loading...
Revisa el siguiente artículo