Marejadas provocan daños a trabajos de recuperación del DRNA

Luego del huracán María la agencia comenzó un recogido de escombros masivos, así como la siembra de miles de arrecifes de coral que se habían perdido por el ciclón

Por Ronald Ávila Claudio

Esta semana un evento marítimo captó la atención de miles de puertorriqueños, quienes acudieron a las costas de Puerto Rico para disfrutar de las inmensas olas que provocó una baja presión al este de los Estados Unidos.

Lo que muchos desconocen es que, el evento de marejadas en el que se registró oleaje cercano a los 30 pies y que aún no termina, provocó severos daños ambientales y atrasos en los trabajos de recuperación que realiza el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) luego del paso del huracán María.

Uno de los aspectos que preocupa a la secretaria de la agencia, Tania Vázquez, es que se haya afectado la siembra de cerca de 1,500 arrecifes de coral, especies vitales para proteger las costas de los golpes marítimos.

En septiembre, luego del azote del ciclón María, científicos de la dependencia identificaron fragmentos de corales en las playas para sembrarlos nuevamente. Tan solo en una operación en el área de Fajardo, Culebra y otras zonas del noreste el gobierno invirtió cerca de $80,000, y el esfuerzo pudo haberse perdido esta semana.

“Es temprano para establecer cuáles han sido los daños. Hoy [ayer] todavía están rompiendo las olas. De manera preliminar, nuestro personal ha identificado muchos daños en infraestructura costera. Uno de los mayores efectos de estas marejada ha sido en los arrecifes”, explicó la funcionaria.

Tania Vázquez, secretaria del Departamento de Recursos Naturales y ambientales. Dennis A. Jones Tania Vázquez, secretaria del Departamento de Recursos Naturales y ambientales. Dennis A. Jones

Y precisamente, los daños causados en la infraestructura costera son otro reto que la agencia tendrá que enfrentar una vez termine el evento marítimo, al igual que la disposición de la arena que inundó un número considerable de carreteras.

“También tenemos un problema con los escombros, ya se había comenzado a hacer una limpieza masiva [luego de María]. El arrastre de escombros por las olas mantiene varias desembocaduras [de ríos] tapadas”, comentó Vázquez, quien detalló que el DRNA tiene a unos 45 empleados trabajando para atender los efectos de las marejadas.

En el pasado, cuando han efectuado limpiezas de ríos, la agencia ha invertido hasta $180,000, indicó la también abogada.

“Constituye el uso de maquinaria, tiempo, sacar los escombros y llevarlos a los rellenos sanitarios. Las horas extras…sale bien caro. En algunas áreas hay que usar cuatro o cinco excavadoras, que es lo que tiene el DRNA. Estima pagar para ponerlos en los vertederos, los supervisores, los biólogos…”, desglosó la secretaria.

Además de los escombros, el  DRNA tendrá que ubicar en las costas, nuevamente, la arena que llegó a las calles por los vaivenes del mar. Y es que, al igual que los corales, las dunas de arena suponen un aspecto esencial en eventos como este, porque ayudan a mitigar inundaciones.

El proceso, acotó la secretaria, no es tan sencillo, pues los expertos del DRNA tienen que asegurarse de que la arena no está contaminada, y de ser así no volvería a las playas.

Algunos municipios impactados por la dependencia hasta el momento son: Humacao, Arecibo, Cataño, Toa Baja, Guayanilla, Camuy y en los próximos días San Juan (Ocean Park).

Las bahías bioluminiscentes, indicó Vázquez, son ecosistemas que también pueden verse afectados por las marejadas de esta semana, porque las olas permiten la entrada de depredadores que se alimentan de los organismos que producen los efectos luminosos. No obstante, explicó que el ciclo de recuperación de estos lugares es “rápido”, aunque una vez termine el evento marítimo podrían cerrarse al público por un corto tiempo para permitir su rehabilitación.

DRNA se unirá a los esfuerzos para mitigar el cambio climático

La titular de Recursos Naturales dijo en entrevista con este medio que estará aunando esfuerzos con el senador Larry Seilhamer, quien presentó un proyecto de Ley para mitigar los efectos del cambio climático en la isla. Para la funcionaria, es indispensable atender el asunto, sobretodo porque los científicos proyectan fenómenos naturales más fuertes cada año, a causa del daño ambiental de aspectos como los gases de efecto invernadero.

Ahora bien, aunque se mostró a favor de la pieza presentada por el también vicepresidente del Senado, aceptó que no se ha reunido con él para discutirla. Mientras, sí está en conversaciones con el senador Carlos Rodríguez Mateo, presidente de la Comisión de Salud Ambiental, y con quien participará de un Concilio sobre Cambio Climático que se celebrará en la isla.

Pide millones para el caño Martín Peña

Por otra parte, el DRNA aún tramita con las agencias federales algunas solicitudes de fondos por desastre por los efectos del temporal de septiembre.

Una de estas, radicada al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, será para comenzar proyectos de control de inundaciones. Vázquez contó a Metro que, según la solicitud, pidió que el caño Martín Peña sea una prioridad, así como el río Puerto Nuevo, canalizaciones del río Arecibo y otros proyectos que ya habían comenzado.

Marejada terminará el fin de semana “gradualmente”

Carlos Anselmi Molina, meteorólogo el del Servicio Nacional de Meteorología, explicó a Metro que el evento de marejadas, causado por una baja presión al este de Estados Unidos, continuará hasta el fin de semana. Se espera, de acuerdo al experto, que para el viernes hayan olas hasya de unos siete pies.

A las 8:00 a.m. del lunes, comentó el meteorólogo, se experimentó el mayor oleaje del evento, con olas rompientes de 24, 30 y hasta 32 pies.

Loading...
Revisa el siguiente artículo