EPA evalúa sistemas de agua de beber que no son de AAA

La EPA continúa su respuesta tras el Huracán María cambiando el enfoque hacia la recuperación a largo plazo

Por Metro Puerto Rico

La Federal de Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA, siglas en inglés) continúa ayudando a Puerto Rico y a las Islas Vírgenes Estadounidenses (USVI) a responder tras el daño causado por los Huracanes Irma y María, con más de 360 empleados que asisten actualmente en la labor desplegada.

Entre las operaciones que continúan, siguen siendo prioridades las de asegurar el acceso a agua de beber limpia y la eliminación correcta de materiales peligrosos.

“Hemos logrado mucho, gracias al trabajo increíble que han realizado los socorristas, los residentes, las organizaciones comunitarias y el gobierno local, todos ellos colaborando para responder ante la devastación sin precedentes que causaron estos huracanes”, indicó Pete López, administrador regional de la EPA.

“A lo largo del camino, hemos reforzado nuestras relaciones con los gobiernos de Puerto Rico y las USVI, así como las comunidades locales. Estas relaciones nos serán de mucha ayuda al comenzar el trabajo más complicado de la recuperación a largo plazo”, dijo López.

Continúa la evaluación y el muestreo del agua de beber en Puerto Rico

La Agencia había evaluado anteriormente los 237 sistemas de agua de beber que no eran de la AAA (Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico) situados en áreas rurales de Puerto Rico, y colaboró con FEMA, el gobierno de Puerto Rico y las autoridades locales para asegurar que se efectuaran las reparaciones iniciales y se prestara la asistencia para que pudieran operar con electricidad temporaria estos sistemas.

La EPA ha comenzado la próxima fase para abordar aproximadamente 40 de estos sistemas que requieren infraestructura y otras reparaciones para mejorar sus operaciones y asegurar que tengan fuentes de electricidad confiables. La EPA también está tomando muestras en los sistemas de agua de beber que no son de la AAA en Puerto Rico apoyando así la labor de vigilancia del Departamento de Salud de Puerto Rico.

La EPA también evaluó los sistemas de agua de beber y ayudó con el muestreo en las USVI, y se han terminado esas operaciones. A la fecha, la EPA ha recogido más de 2,500 muestras de agua de beber tanto en Puerto Rico como en las USVI de los sistemas de agua para ayudar a los gobiernos locales de Puerto Rico, las USVI y locales ahora que se contemplan reparaciones permanentes y se planifica para el futuro.

Eliminación de materiales peligrosos para desecharlos correctamente

La EPA continúa asegurando que se recojan en Puerto Rico los desechos peligrosos, incluyendo los desechos domésticos peligrosos, los desechos médicos y los desechos electrónicos.

Además de ayudar a recoger, segregar y preparar los desechos, la EPA es responsable de llevar los desechos a los centros de eliminación debidos, incluyendo centros para desechos peligrosos, fuera de la isla. A la fecha, la EPA ha recogido casi 353,000 artículos de desechos domésticos peligrosos en Puerto Rico y las ISVI, evitando que lleguen estos materiales a los rellenos sanitarios locales y previniendo que hagan daño.

Se espera que continúe la labor de la EPA en Puerto Rico en las semanas y meses venideros. Ha concluido la recogida y recolección de desechos domésticos peligrosos en la acera que efectúa la EPA, así como la recolección de desechos electrónicos de las escuelas y oficinas territoriales en las USVI.

Loading...
Revisa el siguiente artículo