Policía cerrará todas las carreteras costeras como medida cautelar

Será efectivo a partir de las 9 de la noche.

Por Metro Puerto Rico

El Negociado de la Policía cerrará todas las carreteras costeras del norte como medida cautelar a partir de las nueve de la noche ante el histórico evento atmosférico que ha provocado fuertes oleajes y corrientes marinas.

Las carreteras que estarán cerradas son: la 119 de la zona Hatillo, la 165 en Dorado y la marginal Víctor Rojas de Arecibo. La carretera 681 que transita de Arecibo a Barceloneta estará monitoreada por la Unidad Motorizada del Negociado de la Policía en Arecibo. Por otro lado, miembros del Cuartel de la Policía de Manatí mantendrán  patrullaje preventivo en las carreteras 685 y 686 hasta el área de los Tubos.

"El cierre de estas carreteras se ha tomado como medida preventiva y para procurar la seguridad de los conductores ante el fuerte oleaje en toda la costa norte de la isla. Igualmente, el Negociado de la Policía podrá cerrar el paso en cualquier vía de rodaje que pueda representar un peligro para las personas", indicó el secretario del Departamento de Seguridad, Héctor M. Pesquera, en un parte de prensa.

Ante esto, el comisionado interino del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), Carlos Acevedo Caballero, pidió a los "curiosos" que permanezcan en sus hogares, así como a la ciudadanía en general. 

"Lo más importante es que en estos próximos días no debemos estar visitando las playas. Las playas no son seguras hasta el miércoles. Igualmente, los ríos se convierten en zonas peligrosas por el retroceso de agua del mar que entra por los ríos. Además, hay lluvia en la montaña que nos complica la situación"

"Los curiosos, que les gusta tomar fotos del oleaje, ponen en peligro su vida y también la nuestra. No salga a curiosear", exhortó el funcionario. 

Según Acevedo Caballero, el negociado se encuentra trabajando intensamente en diversos municipios donde "el mar ha empezado a salirse".

Hasta el momento, no se han reportado accidentes fatales.

Sin embargo, la agencia gubernamental perteneciente al Departamento de Seguridad Pública se encuentra tomando todas medidas cautelares necesarias para evitar tragedias.

Por tal razón, han comenzado a hacer desalojos en zonas inundables en pueblos como Loíza, Isabela y Aguadilla.

Hasta el momento, la ciudadanía está cooperando. Yo estuve en Loíza y las personas habían empezado a desalojar. Le dejamos matress y el Departamento de Educación le va a hacer comida”, detalló. 

Ante la emergencia, Acevedo Caballero destacó que se han activado personal del Departamento de la Policía, la Familia, Vivienda y Educación. Asimismo, "personal de todos los municipios del norte están trabajando". 

El funcionario destacó que en Loíza se han abierto cinco refugios para aquellos que necesiten abandonar sus hogares y moverse a una zona segura. La carretera 187 de Piñones, Loíza, ya está cerrada.

Además, están verificando las cercanías del sector Fortuna de Luquillo, así como los famosos quiosco.

“Igualmente, hemos estado verificando los hospitales para darle atención primaria”, indicó el funcionario. 

Por su parte, Toa Baja ha habilitado el coliseo municipal para atender a los refugiados. En Aguadilla ya la marejada ha llegado hasta la carretera, destacó.

“Lo más importante es que en estos próximos días no debemos estar visitando las playas. Las playas no son seguras hasta el miércoles. Igualmente, los ríos se convierten en zonas peligrosas por el retroceso de agua del mar que entra por los ríos. Además, hay lluvia en la montaña que nos complica la situación", resaltó.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo