Gobierno propone privatizar parques y consolidar la JCA con Recursos Naturales

Además, presentaron el plan de reorganización para el Instituto de Cultura Puertorriqueña

Por Metro Puerto Rico

Ramón Rosario Cortés, secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, anunció hoy que el gobierno presentó a la Legislatura los planes de reorganización para el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

Ambos planes se presentarán al amparo de la Ley del Nuevo Gobierno, aprobada a finales del año pasado.

Dentro del de DRNA destaca, por ejemplo, que todas las facultades funciones, servicios y estructuras administrativas de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) pasarían a formar parte del nuevo departamento. En el del ICP, mientras, se unificará la Corporación de Artes Musicales.

“En el Plan para Puerto Rico el gobernador se comprometió con crear un gobierno más eficiente que reduzca el gasto gubernamental y el número de agencias de 118 agencias a cerca de 35. Ya se aprobó la reorganización del Departamento de Seguridad Pública y se presentaron cinco planes de reorganización adicionales. De estos, dos han sido aprobados y tres se sometieron con enmiendas para su aprobación”, expresó el funcionario público.

El portavoz de La Fortaleza sostuvo que el proceso establecido en la Ley 122 de Nuevo Gobierno es uno "efectivo", pues permite recoger la opinión de los legisladores en un proceso "ágil y rápido".

Conozca en detalle qué sucederá con el ICP y DRNA:

Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP): se consolida en el ICP a la Corporación del Centro de Bellas Artes, a la Corporación de Artes Musicales y a la Corporación de las Artes Escénicos Musicales. No obstante, la nueva división de Artes Musicales en el ICP tendrá un director que, a su vez, será el director de la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. Dicha división estará encargada de trabajar y organizar el Festival Casals.

La Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico se mantendrá como subsidiaria del ICP como lo es hoy de la Corporación de Artes Musicales.

Según alegó Rosario Cortés, con esta reorganización se centraliza la política pública cultural en una sola entidad que será más ágil y eficiente. El nuevo ICP promoverá la proyección local, nacional e internacional de la cultura, unificando lo que hasta ahora eran trabajos dispersos para promover el acervo cultural. Las funciones de estas cuatro corporaciones se organizarán bajo una sola política pública para realizar sus funciones de forma más "eficiente y amplia".

Departamento Recursos Naturales y Ambientales (DRNA): además de la JCA, se consolida todo lo administrativo y todas las responsabilidades de la Administración de Desperdicios Sólidos y el Programa de Parques Nacionales del Departamento de Recreación y Deportes (DRD).

Además, el plan de reorganización del DRNA propone la privatización de los parques que maneja el gobierno central. Esto, de acuerdo con el gobierno, será "en favor de municipios, entidades sin fines de lucro y otras entidades que aporten al interés público".

El nuevo departamento constituirá el organismo del gobierno responsable de implementar la política y los programas relacionados con el manejo, desarrollo sostenible, utilización, aprovechamiento y protección de los recursos naturales y ambientales, de acuerdo con las facultades y deberes que le han sido conferidas por ley y basado en la política pública ambiental establecida que no sufrirá cambios con el plan de reorganización.

Con ambos planes, el ejecutivo precisó que se asegurarán ahorros. Según las proyecciones, estas dos reorganizaciones estarían ahorrando sobre $14 millones el primer año ($6 millones del DRNA y $9 millones del ICP) y alrededor de $125 millones en los próximos seis años.

Los siete planes de reorganización presentados al momento representan un ahorro estimado de sobre $340 millones para los próximos seis años. El gobierno, de paso, aseguró que se harían sin despedir empleados públicos.

Conforme a la Ley de Nuevo Gobierno, estos planes de reorganización pasan al pleno de cada cuerpo legislativo que evaluará los proyectos en un término de 30 días con la posibilidad de una extensión de 15 días.

"Por ejemplo, bajo la administración de Luis Fortuño vimos cómo algunas reorganizaciones tardaron cerca de un año y medio para su aprobación y bajo la administración de [Alejandro] García Padilla se experimentó igual término para la aprobación de una reorganización. En estos momentos de grandes retos tenemos que hacer las transformaciones necesarias con premura y urgencia", agregó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo