Oronoz se revoca a sí misma y se inhibe de revisar caso que su esposa fue jueza

Hace unas semanas, Oronoz resolvió no inhibirse de ver un caso de despido injustificado contra la aseguradora Humana

Por Agencias

La jueza presidenta del Tribunal Supremo (TSPR), Maite Oronoz Rodríguez, se revocó a sí misma y decidió ahora inhibirse de ver la revisión de un caso en la que su esposa, la jueza de Tribunal de Apelaciones Gima Méndez, fue la juez ponente.

Hace unas semanas, Oronoz resolvió no inhibirse de ver un caso de despido injustificado contra la aseguradora Humana. Ese caso lo había ganado la demandante Maribel Maldonado Martínez en el Tribunal de Instancia de San Juan. En la apelación, la juez del apelativo Gina Méndez Miró–esposa de Oronoz Rodríguez– revocó a Instancia, y en la revisión sostuvo su determinación.

No existe impedimento legal que limite o prohíba mi intervención en los casos donde participe la juez Gina R. Méndez Miró. A pesar de ello, he decidido no participar en los mismos. No daremos paso a distracciones que nos alejen de nuestro deber de proteger y defender esta institución dignamente y a la ciudadanía que acude ante nosotros”, expresó la presidenta del Supremo en declaraciones escritas.

En días pasados, los abogados de la demandante, Nanette Rickenbach y José Ayala Santana, acudieron al Tribunal Supremo y un panel de tres jueces, que incluyó a Oronoz, sostuvo al Apelativo. La defensa entonces solicitó a la jueza presidenta que fuera el pleno del Tribunal Supremo, es decir, los nueve jueces de esa corte, los que pasaran juicio sobre la reconsideración, en vista de que Oronoz habría estado revisando una determinación de su esposa, lo que para los demandantes es un claro conflicto de intereses.

Tras decidir no participar de la revisión, seleccionó a la jueza asociada del Supremo Anabelle Rodríguez para que encabece un panel especial para que evalúe la revisión de la determinación judicial de la jueza apelativa Gina Méndez desestimando la demanda contra Humana.

Reexaminada la solicitud de la peticionaria (Maldonado Martínez) que fuera acogida como una moción de inhibición, se reconsidera la resolución que se emitió el 9 de febrero de 2018, con el propósito de disponer para la no intervención de la jueza suscribiente (Oronoz)”, resolvió hoy la jueza presidenta.

Entonces, resuelve la controversia al remitir “el presente asunto al juez asociado o la jueza asociada de mayor antigüedad hábil para que designe a otro juez u otra jueza para constituir la sala especial que habrá de atender la primera moción de reconsideración de la peticionaria (la demandante)”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo