FedEx decide no cortar relaciones con la NRA

Empresas alrededor de Estados Unidos han decidido retirar acuerdos con la Asociación por su posición respecto a la posesión de armas

Por David Cordero

La empresa de paquetería FedEx anunció hoy que no cortará sus relaciones con la National Rifle Association (NRA, por sus siglas en inglés), contrario a la posición de más de una decena de compañías en Estados Unidos, que han retirado acuerdos con la Asociación.

"Las posiciones de FedEx Corporation en los asuntos de seguridad y política de armas difieren de las de la National Rifle Association (NRA). FedEx se opone a que los rifles de asalto estén en manos de civiles", indicó FedEx, en declaraciones escritas en su portal oficial.

"FedEx es un operador común bajo la ley federal y, por lo tanto, no niega ni rechazará el servicio ni discriminará a ninguna entidad legal, independientemente de sus posiciones políticas o puntos de vista políticos. La NRA es una de las cientos de organizaciones en nuestro programa de comercialización de alianzas / asociaciones cuyos miembros reciben descuentos en el envío de FedEx", añadió luego.

La campaña forma parte del debate nacional que ha retomado fuerzas a raíz del tiroteo que dejó 17 muertos el 14 de febrero en la secundaria Stoneman Douglas de Prakland, Florida. Prácticamente desde el día siguiente al tiroteo, miles de personas se han lanzado a la calle en diversas partes de Estados Unidos a protestar y exigir un mayor control de armas, especialmente a los rifles de asalto.

La NRA es uno de los principales defensores del acceso a las armas de fuego y se ha denunciado que la aportación monetaria  que hace la Asociación a congresistas y figuras políticas en los Estados Unidos, como el senador republicano Marco Rubio, es lo que mantiene el freno que se aprueben legislaciones para un mayor control de acceso a las armas. Las multitudinarias protestas que se han llevado a cabo en las últimas semanas han logrado, sin embargo, generar un cambio de posición en diversas compañías privadas.

La aerolínea Delta, con sede en Atlanta, hizo lo propio durante el fin de semana, aunque recibió una amenaza por parte del líder republicano del Senado de Georgia, que ha dejado en duda si la aerolínea pondrá fin al contrato, como había anunciado, o si se retractará.

"Delta se está comunicando con la NRA para informarles que pondremos fin a su contrato de tarifas con descuento a través de nuestro programa de viajes grupales. Solicitaremos que la NRA elimine nuestra información de su sitio web", informó a través de su cuenta oficial de Twitter.

Pero ayer el legislador Casey Cagle, principal candidato a reemplazar al gobernador Nathan Deal, amenazó con eliminar una exención fiscal de $50 millones en combustible para Delta, si la empresa pone fin su alianza con la NRA.

"Las corporaciones no pueden atacar a los conservadores y esperar que no peleemos", apuntó Cagle.

Otras empresas que han terminado su relación con la Asociación partidaria de la portación de armas incluyen a Metlife, Hertz, Avis, Enterprise, Best Western y Wyndham.

Vea también: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo