Familia de celador hallado muerto en Puerto Rico denuncia caos de Ciencias Forenses

Exigen les entreguen el cuerpo del hombre que apareció muerto el pasado 20 de febrero

Por Metro Puerto Rico

Los familiares de Sean Collins denunciaron en los medios de Staten Island en Nueva York que el sistema en Puerto Rico no funciona y que no habían podido recibir el cuerpo del celador, que fue encontrado sin vida en un auto el pasado 20 de febrero, para llevarlo a su pueblo natal y darle sepultura.

La denuncia de los familiares fue reportada por el portal Silver.com que cita a su cuñado, David Drogon clamando por ayuda para poder tener el cuerpo del celador, quien visitaba la Isla como parte de unas vacaciones posteriores a su trabajo en Puerto Rico para restablecer el servicio eléctrico.

"Es totalmente inaceptable lo que le está sucediendo a mi familia y estoy realmente furioso", dijo Drogon. Explicó que no quieren incinerar los restos de Collins en Puerto Rico, pues lo quieren sepultar junto a su padre en un cementerio de su pueblo. De hecho, dijo que ya tienen la funeraria lista para completar los arreglos, una vez el cuerpo llegue a Staten Island.

Según reporta el medio estadounidense, “tratar con la morgue ha sido uno de los aspectos más angustiosos de la insondable experiencia de la familia”. Aunque el cuerpo de Collins fue llevado al Instituto de Ciencias Forenses el martes 20 de febrero, la familia no fue notificada y aún el viernes 23 de febrero pedían por televisión ayuda para encontrar al hombre que consideraban desaparecido.
"Su familia simplemente condujo al azar hasta la morgue y lo encontramos. Luego fue la familia la que notificó a la policía, y no al revés", relató el cuñado del occiso.

Dijo que su angustia desde entonces no tiene fin porque, a pesar de las reiteradas solicitudes de la familia, los funcionarios de Ciencias Forenses no han entregado el cuerpo de Collins ni han proporcionado un cronograma para cuándo lo harán, dijo Drogon.

El hombre denunció que el depósito de cadáveres donde se guardó el cuerpo de Collins durante la última semana no tiene la capacidad de preservar adecuadamente los cuerpos durante largos períodos de tiempo.

"No es la policía", dijo Dorgon, agregando que los policías han devuelto las pertenencias de Collins a la familia.

La familia reconoció los tatuajes de Collins, se realizó la autopsia y se realizaron las pruebas de toxicología, pero Ciencias Forenses aún no lo ha identificado científicamente, aunque se han proporcionado los registros dentales, dijo Drogon. "No necesitan hacer nada más, ¿qué están esperando?", agregó claramente exasperado.

Agregó que la familia se ha comunicado con los políticos locales en Puerto Rico y que el congresista Dan Donovan ha ayudado. "Hemos estado en contacto repetido con altos funcionarios puertorriqueños sobre lo que está sucediendo y nuestra intervención ha sido efectiva", dijo un portavoz de Donovan.

Drogon cree que la familia podría necesitar ayuda de los niveles más altos del gobierno, tal vez incluso el presidente Trump.

Pidió a las personas que presionen a los funcionarios de todos los niveles a través de las redes sociales y otras formas de comunicación desde Staten Island a Puerto Rico para que Collins regrese a casa.
El periodista David Begnaud, quien ha seguido de cerca todas las noticias relacionadas a Puerto Rico desde el azote del huracán María indicó que supo que el cuerpo fue finalmente entregado a la familia luego de seis días de su hallazgo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo