De San Diego a Tijuana: Ruta de moda para la marihuana

Metro corroboró cómo se transporta marihuana desde Estados Unidos hasta México. La droga se obtiene mediante recetas para uso medicinal

Por Karla Figueroa-G.

Tijuana tiene reputación de ser un lugar en el cual las drogas campean por su respeto. Por años, se ha asegurado que son muchas las mercancías ilegales que se mueven de Tijuana a Estados Unidos. Sin embargo, en los últimos años las calles de la ciudad más poblada del estado de Baja California, México, se han calmado tras la captura y muerte de los principales líderes del cartel que allí operaba.

Aunque hoy en Tijuana se siente cierta tranquilidad, el negocio de las drogas continúa moviéndose del lado latino al anglosajón. Sin embargo, la marihuana entra en Tijuana desde el país que preside Donald Trump, quien una vez argumentó que los mexicanos eran los responsables de la droga en Estados Unidos.

Y es que esta ciudad mexicana colinda con San Diego, y la entrada de un lugar a otro no es tan difícil como la pintan las películas.

La legalización de la marihuana medicinal y recreativa en California ha causado que la marihuana pase de Estados Unidos a México, ya que residentes de Tijuana pueden pasar a San Diego, conseguir el producto y luego ingeniárselas para pasar la seguridad de la frontera.

Metro pudo conversar con un usuario residente de Tijuana que a menudo cruza la frontera para conseguir marihuana en San Diego. El hombre, quien prefirió no decir su nombre, explicó que para obtener su Rec Card fue a un doctor en Chula Vista (ciudad del condado de San Diego) y le explicó que su profesión le causaba dolores corporales. Eso, y $30, bastó para adquirir su permiso de cannabis medicinal. Tiene dos recetas que repite cada seis meses.

Ahora bien, la ley no se rompe por ver al doctor, se rompe al pasar la planta a través de la frontera entre San Diego y Tijuana. “La paso con algo de comer para que no huela”, sostuvo el usuario. Dijo también que la podría conseguir en Tijuana, pero “la de California es mejor”.

La entrada y salida se hace a través de El Chaparral, el cruce fronterizo más transitado del mundo con un estimado de 50,000 vehículos y 25,000 peatones diarios. ¿Por qué es  importante este dato? Simple, en El Chaparral hay seguridad de todo tipo: policías mexicanos, policías estadounidenses y autoridades federales de ambos países.

Por otra parte, en México, el artículo 479 de la Ley General de Salud, establece que se puede poseer 5 gramos de marihuana medicinal. Esta la ley “únicamente permite su uso con fines científicos y de investigación” y es solo para productos derivados del cannabis con concentración de 1 % o menor de THC, así como la fibra de cáñamo”.

En California, se estableció que un usuario recreativo puede comprar 1 onza de marihuana (según la proposición 64), mientras que un usuario medicinal puede adquirir “la cantidad de cannabis necesaria para su uso médico personal (…) sin excederse de una cantidad razonable”. Por lo que, tomando en cuenta que en México solo se pueden tener 5 gramos, el que entre en México con la cantidad que tiene disponible en EE. UU. está rompiendo la ley.

“La marihuana medicinal es ilegal en México”, dice uno de los letreros en la autopista de San Diego que te lleva a Tijuana. Pero ya vemos que se ignoran los letreros.

 

Cannabis

Te recordamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo