Congreso de EE. UU. enfrenta presiones por armas de fuego

Antes de la matanza de 17 personas en una secundaria en Florida, los republicanos no tenían intención de resucitar el debate sobre las armas

Por AP

Washington D. C. — Después de un receso de 10 días, el Congreso estadounidense reanudó sus labores bajo fuerte presión para que actúe frente a la indignación causada por la violencia con armas de fuego. Sin embargo, al parecer no hay ningún plan legislativo en puerta a pesar de la larga lista de propuestas, entre ellas varias del presidente Donald Trump.

Los líderes republicanos se han mantenido en silencio durante días mientras Trump plantea sus ideas, como elevar la edad mínima para comprar armas de asalto y armar a los maestros, aunque el sábado el presidente dijo en un tuit que la decisión sobre esa última “corresponde a los estados”.

“No hay iniciativa mágica que vaya a impedir que ocurra lo que vaya a ocurrir cuando ya están muchas leyes en los libros que no se aplican, que fueron disfuncionales”, dijo el representante Steve Scalise, el tercer líder republicano de más alto rango en la Cámara de Representantes.

Ese silencio da pocos indicios de si están dispuestos a apoyar alguna de las propuestas del ejecutivo, desempolvar otras o no hacer nada. La opción legislativa más probable es reforzar el sistema federal de verificación de antecedentes para las compras de armas, pero está atascada después de que se le adosara una medida menos popular para ampliar los derechos a poseer armas.

Este comienzo titubeante refleja la oposición del Partido Republicano a cualquier proyecto de ley que restringa el acceso a las armas y suscite el peligro de un antagonismo entre los defensores de las armas al interior de esa fuerza política. Antes de la matanza de 17 personas perpetrada el 14 de febrero en una secundaria en Parkland, Florida, los republicanos no tenían intención de resucitar el debate sobre las armas, que es polarizador y políticamente peligroso, durante un año electoral de por sí difícil que pudiera poner en riesgo su mayoría en el Congreso.

“No hay iniciativa mágica que vaya a impedir que ocurra lo que vaya a ocurrir cuando ya están muchas leyes en los libros que no se aplican, que fueron disfuncionales”, dijo el representante Steve Scalise, el tercer líder republicano de más alto rango en la Cámara de Representantes, cuando se le preguntó sobre soluciones.

“Las fallas que ocurren, es lo que vuelve loca a la gente”, dijo Scalise, quien sufrió heridas de muerte cuando un agresor armado abrió fuego contra el equipo de béisbol de legisladores durante una práctica el año pasado.

Vea también:

Vuelven los estudiantes de la escuela en Florida donde ocurrió masacre de San Valentín

Solo había un agente en lugar de tiroteo en Florida

Loading...
Revisa el siguiente artículo