¿Puedes hackear esto como un espía?

Todo lo que necesitas saber sobre Spyscape, un nuevo museo de espionaje inaugurado la semana pasada en Nueva York

Por Metro

Eva Kis / Metro Us

Puedes pensar que lo más cerca que has estado del mundo de los espías es cuando ves la serie The Americans sentado en tu sofá. Pero si alguna vez has comprado en línea o incluso has caminado por una calle pública, probablemente te hayan espiado.

También puedes aprender a espiar.
Esa es la premisa de Spyscape, un nuevo museo interactivo que te sumerge en la historia y las técnicas del espionaje, mientras te entrena con actividades creadas por verdaderos espías para estar más al tanto de cuándo te está sucediendo a ti. “Esperamos que este sea una experiencia realmente empoderadora para que las personas comiencen a ver su mundo de manera diferente, se vean a sí mismos de manera diferente y entiendan cómo los tipos de habilidades que los espías usan pueden ser relevantes para sus vidas diarias”, dice Shelby Prichard, jefa de personal de Spyscape. ¿Estás listo para sacar tu James Bond interno? Esto es lo que necesita saber.

Fue diseñado por espías verdaderos
La junta asesora de Spyscape está compuesta por ex jefes de agencias tanto de los EE.UU. como del Reino Unido, así como hackers de sombrero blanco. “Cada vez que explicamos el concepto y cómo estamos pensando en hacer que este mundo de espionaje sea más accesible, tuvimos una gran acogida”, dice Prichard.

Te toca jugar verdaderos juegos de espionaje
En el transcurso de Spyscape, te encontrarás completando pruebas reales dadas a los aspirantes a agentes de espionaje. Como espía de la Segunda Guerra Mundial detrás de las líneas enemigas, debes escapar descifrando los mensajes codificados. Obtendrás un curso intensivo para detectar a un mentiroso, luego probarás esas habilidades al sentarte en un interrogatorio en el que debes determinar si un sospechoso está mintiendo. Pero la sala más cool es la sala de entrenamiento Special Ops, donde estarás esquivando sensores de movimiento para completar desafíos, al estilo Ethan Hunt. Y para brindar por tu victoria, Spyscape tiene su propio bar de cócteles para todas tus necesidades de martini-agitado-no-revuelto.

Conoce todo de cerca con equipos reales de espionaje
La mayoría de todo lo relacionado con el espionaje lo hacen los computadores por estos días, lo que no es particularmente emocionante para el museo. Pero hace un siglo, tenías motocicletas plegables que se podían arrojar desde aviones, pipas que escondían dagas en miniatura y un PalmPilot que dejó al descubierto a Robert Hanson, un agente de la KGB que logró trabajar en el FBI durante 22 años antes de ser atrapado. Y por supuesto una tienda de regalos para enviarte a casa con algunas de tus herramientas de vigilancia desarrolladas internamente como una bufanda con compartimentos ocultos y tarjetas de cumpleaños encriptadas, además de una librería curada por hackers con más de 700 títulos.

¿Considerarías un cambio de carrera?
Los visitantes reciben una banda de identidad cuando entran, que se escanea en quioscos a lo largo de las exhibiciones que miden rasgos como tolerancia al riesgo y personalidad a través de interrogaciones como “Diré cualquier cosa para obtener lo que quiero” o “Me estreso fácilmente”. También registra qué tan bien te desempeñas en las diversas actividades. Luego, en la sala de interrogación final, te paras frente a un espejo de cuerpo entero mientras se recopilan todos los datos para revelar cuál de los 10 roles de espías es el más adecuado para ti. “Desarrollamos este sistema de perfilado junto al ex jefe de entrenamiento para la inteligencia británica, por lo que es una mirada muy legítima de cómo la comunidad de inteligencia piensa acerca de lo que se necesita para ser diferentes tipos de espías”, dice Prichard. En otras palabras, no estaríamos sorprendidos si alguien estuviera vigilando tus resultados.

Loading...
Revisa el siguiente artículo