Río sufre rebelión e inseguridad tras intervención federal

El fin de semana tras la intervención federal con el ejército se registró una rebelión de presos, un policía militar fue muerto y un bus fue incendiado

Por Daniel Casillas

En el primer fin de semana de control federal sobre la seguridad de Río de Janeiro fue bastante violento, luego de que un decreto de la Presidencia de Republica que transmitió el viernes la responsabilidad de las unidades de penitenciarias, las fuerzas policiales y el Cuerpo de Bomberos del Estado al general Walter Souza Braga Netto, de 60 años.

El oficial coordinó la seguridad de los JJOO de Río 2016. Antes del nombramiento, Braga Netto, que está en el Ejército desde hace 43 años, ya respondía por el Comando Militar del Este.

Pero esto no calmó la inseguridad en la "Ciudad Maravillosa". El domingo, detenidos del presidio Milton Dias Moreira, en Japeri, en la Baixada Fluminense, hicieron una revelión en la unidad. Siete agentes fueron hechos rehenes. El motín fue desencadenado después de que los inspectores impidieran una fuga.

En otro hecho, el sargento Cristiano de las Neves Souza reaccionó a un asalto en Bangu, en la zona oeste, fue alcanzado y no resistió. Además del policía militar (PM), dos personas murieron y dos resultaron heridas. Además,

La sede del Degase (Departamento General de Acciones Socio-Educativas) del barrio fue apuntada por dos hombres en una moto. L ya puerta de la institución fue perforada por los disparos. Al final de la tarde, Vítor Leite, uno de los traficantes más buscados de Río, fue muerto en una confrontación en el morro Jorge Turco, en la zona norte. Un autobús fue incenciado en el lugar.

Ya 16 PM fueron asesinados en 2017. Y los enfrentamientos generan consecuencias para inocentes: 92 personas fueron alcanzadas por balas perdidas este año. De ellas, siete murieron

Pacto federativo, más frágil

"El Ministerio Público Federal fiscaliza acciones del interventor que violen la Constitución. La intervención es constitucional y está sujeta a los órganos de control", explica Manoel Messias Peixinho, profesor de derecho constitucional de la PUC-Rio. Desde que la Constitución entró en vigor, en 1988, esta es la primera vez que se adopta la medida. En el período, los pedidos de dos Estados por acción directa fueron negados.

Para el científico político y profesor de la Uerj (Universidad del Estado de Río de Janeiro) Geraldo Tadeu Monteiro, los reflejos del decreto para el Movimiento Democrático Brasilelo (MDB), del gobernador del estadio de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezão, y el grupo que está en el poder estatal pueden aparecer en la urna. "Pezão está muy debilitado políticamente  y tiene su actuación reducida a un gobierno parcial ", analiza.

ANÁLISIS

"Medida parte de una creencia ingenua"

Ignacio Cano
Investigador del Laboratorio de Análisis de la Violencia de la Uerj y profesor de la universidad.

El único cambio garantizado, hasta ahora, es que los policías pasan a ser comandados por un general. El presidente Michel Temer promete una ofensiva con la intervención federal. Esto aumenta el peligro para los residentes de áreas con confrontación. Es difícil analizar por qué no hay un historial de actuaciones de este tipo, sólo de operaciones específicas.
Entre éstas, el caso más dramático ocurrió en São Gonçalo, el año pasado. Después de una acción, hubo muertes sobre las cuales, hasta hoy, ni la PM ni las Fuerzas Armadas asumen la responsabilidad. Por lo tanto, la medida parte de la creencia ingenua de que todo pasa por la figura de una autoridad, que ahora es un militar.

 

VOX POPULI

¿La intervención federal en Río va a surtir efecto a corto plazo?

"El bandalismo es grande y está muy extendido para resolverlo rápido así. Es necesario una presencia más ostensible".
ALCIR DE LOS PLACERES, 90 AÑOS, APOSENTADO

"La población está siendo exterminada y la intervención es muy necesaria. A corto plazo, ellos pueden resolverlo"
MARION CORRESA, 60 AÑOS, PROFESORA

"Tenemos que cambiar la cultura. Esto no es el tipo de cosa que se transforma de la noche a la mañana. Ni siquiera con militares.
ALAN SEVEROLI, 26 AÑOS, ANALISTA DE SISTEMA

"Puede ser un comienzo, pero no es la solución. Necesitamos otras medidas sociales. Sin mejorar la vida del pueblo, con educación y salud, por ejemplo, no sirve".
KICIA CARVALHO, 41 AÑOS, ABOGADA

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo