Comunidad más grande de Cayey sigue a oscuras

Luego de cinco meses del azote del huracán María

Por Inter News Services

Un centenar de vecinos de la comunidad Las Vegas de Cayey, la más grande de ese pueblo, realizó una manifestación frente a la Oficina Regional de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para exigir información certera de los trabajos que se supone están realizando en las comunidades para el restablecimiento de la energía, luego de estar cinco meses a oscuras.

La joven María Milagros López, paciente de encefalocele ouxipitiar con hidrocefalia y esclerosis múltiple, acudió a la manifestación con su madre, para hacer patente las difíciles situaciones con las que se encuentran todos los días, desde hace cinco meses.

“Por su condición, mi hija no puede caminar, no puede hablar, pero yo estoy aquí para abogar por ella. Si usted en su casa no ha tenido luz por un mes, por ejemplo, imagínese nosotros que llevamos cinco meses a oscuras y la AEE no nos ofrece información”, relató la madre de la joven.

Mientras, los líderes comunitarios Carmen Rosado y Jonathan Vázquez informaron de un censo realizado casa por casa en la comunidad Las Vegas.

“Certificamos 529 familias, con un total de 1,324 residentes y una prevalencia de personas entre 50 y 80 años de edad con distintas condiciones de salud. Si no fuera por el municipio de Cayey y organizaciones sin fines de lucro que nos han ayudado, la situación de salud de estas personas sería peor”, afirmaron.

En tanto, Fernando Aponte, miembro de la legislatura municipal de Cayey, denunció que “después del huracán, la AEE se llevó tres transformadores que estaban en la comunidad para instalarlos en otro sitio. Aquí el personal de la AEE en Cayey no da información. Estuve con el director y nos dijo que no podía darnos detalles de dónde iban a estar las brigadas y no se podía comprometer con nada. Lo que hace es bajar la cabeza”.

El alcalde, Rolando Ortiz Velázquez, quien además preside la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico (AAPR), ha sido consistente en ofrecerle al gobierno central y a la AEE equipo y personal del municipio para ayudar a las brigadas a restaurar el servicio, pero la negativa a aceptar la ayuda ha sido constante.

Incluso, luego de mucha insistencia, la AEE produjo un borrador de acuerdo con unas condiciones tan onerosas que ninguno de los alcaldes de la AAPR firmó el documento.

“Según el acuerdo, ni siquiera podíamos usar las brigadas municipales. Lo que buscaban era que se contrataran empresas privadas y no se comprometían ni siquiera a compartir los costos”, detalló el alcalde.

Loading...
Revisa el siguiente artículo