Alcalde asegura sufrimiento de ciudadanos ante presunta inacción de autoridades

En entrevista con Metro, el alcalde de Adjuntas aborda la situación del ayuntamiento tras el huracán María que al día de hoy tiene más de la mitad del municipio a oscuras y alrededor de un 40 % sin agua, mientras acentúa que a pocos meses de la próxima temporada de huracanes aún no están listos para otro embate

Por Lyanne Meléndez García

Aunque la situación en el área metropolitana ha ido mejorando tras el paso del huracán María, para el alcalde de Adjuntas, Jaime Barlucea, la recuperación va en un ritmo demasiado lento, lo que levanta una voz de alerta ante la cercanía de la próxima temporada de huracanes.

En entrevista con Metro, el alcalde hizo un reclamo a las autoridades pertinentes para trabajar por la recuperación y aliviar los problemas que afectan a los residentes, entre los que hay enfermos, encamados y personas de edad avanzada.

A casi cinco meses del huracán María, ¿cómo está la situación en Adjuntas?

Son 2,500 residencias que perdieron sus techos. Tuvimos 500 refugiados en escuelas en un momento dado, porque son 2,500 familias refugiadas en casas. Esas todavía puedo decir que están porque todavía la recuperación ha sido más lenta en la montaña. En el caso de energía eléctrica, tenemos solo un 45 % energizado en el municipio, la Autoridad de Energía Eléctrica tengo que reconocer que han hecho el trabajo, con sus pocos empleados, siete empleados tiene la brigada. Llevan tres semanas que llegó el Cuerpo de Ingenieros, con más de 20 camiones y 40 empleados, y tengo que decir que en tres semanas no han encendido un poste, no han hecho el trabajo y yo señalo y critico eso. Lo que dicen es que no tienen equipo y eso dilata.

Al no haber luz en la mayoría de los barrios al ser acueductos comunales al no tener luz, (tampoco) tienen agua, salvo aquellos que llevaron un generador, pero hay otros que no tienen esa suerte.

Cuando uno ve a la gente, la gente está sufriendo, cuando uno ve gente distante al casco urbano, gente con necesidades, mayores de edad, enfermas, envejecientes, personas que necesitan oxigeno para vivir llorando porque perdieron su hogar, el ver eso es traumático, frustra. El daño emocional, el daño psicológico ha sido grande y la situación que agrava es energía eléctrica. Algunos necesitan luz para poder vivir, a través de un oxígeno.

Sobre los que viven refugiados en casas de familiares, ¿qué es lo más que le preocupa?

En Adjuntas se ha agravado la situación porque al vivir en la montaña el viento es más fuerte, llueve constantemente, en la costa no hay deslizamiento, todo se complica y es preocupante porque somos nosotros los que trabajamos con esta situación. Pero al final de la jornada, todos se irán y los problemas no resueltos se quedarán y el alcalde se queda. Así que yo reclamo a las agencias pertinentes que tienen que atender asuntos de vivienda, asuntos de la salud mental de las personas, carreteras, etcétera, que asuman su responsabilidad para que la recuperación sea más rápido, porque si no el daño va a ser peor.

¿Qué le ha dicho el Cuerpo de Ingenieros?

Están lentos y en Adjuntas no han prendido un poste,  no hay un foco prendido en Adjuntas (por ellos). Llevan tres semanas y todo lo que está prendido en Adjuntas es por la AEE. A veces vemos como se le maltrata a los empleados de la Autoridad pero creo que han hecho un trabajo excelente con los poquitos que son. Esta gente vienen y ganan tres veces lo que gana un empleado de la Autoridad, les dan hospedería y comida pero no he visto la eficacia en su trabajo.

Las expectativas que había no las han cumplido. No estoy satisfecho con la gestión del Cuerpo de Ingenieros que a su vez contratan compañías privadas y esas compañías no han hecho el trabajo.

¿Cómo va el recogido de escombros?

Hemos recogido los escombros y hemos estado ya disponiendo de ellos. Eso lo ha hecho el municipio, ni el Estado, ni compañías privadas en nuestro municipio lo han hecho. Tenemos la capacidad y lo hemos demostrado.

¿Cuál es la mayor preocupación ahora?

“No estamos preparados para poder enfrentar otro sistema como este si surgiera este año”, expresó Barlucea.

Tengo una preocupación genuina, que estamos a cuatro meses de la próxima temporada y que todavía no tenemos luz en unos barrios, que todavía faltan las mejoras.

Tenemos carreteras, daño público, donde FEMA no ha ido a inspeccionar. La preocupación es que no estamos preparados para poder enfrentar otro sistema como este si surgiera este año.

Puerto Rico para recibir otro embate como este, no estamos preparados. Los daños fueron sustanciales, no tenemos luz al día de hoy y no podemos llegar a la temporada sin tener luz ni agua.

Loading...
Revisa el siguiente artículo