Vetar proyecto de Libertad Religiosa no es incumplir con Plan para Puerto Rico, según Rosselló

Además dijo que él es un "hombre de Dios"

Por Ronald Ávila Claudio

Para el gobernador Ricardo Rosselló vetar el Proyecto de la Cámara 1018, conocido por Libertad Religiosa, no es incumplir con el Plan Para Puerto Rico, sino un asunto de evitar la discriminación según el lenguaje de la pieza legislativa.

El primer mandatario indicó hoy en una rueda de prensa que la nueva versión de la medida, producto de un Comité de Conferencias, aún tenía lenguaje que podría ser perjudicial para algunos sectores sociales.

"Todavía no me aparentaba que era una legislación apropiada para Puerto Rico", sentenció Rosselló.

Al tiempo, comentó que su administración ha tomado medidas a favor del sector religioso, como la Ley de las Iglesias Escuelas. Destacó, además, que es un hombre de Dios y que ora antes de tomar decisiones difíciles para el territorio.

"Soy un hombre de fe, soy un hombre de Dios y cuando son decisiones difíciles le pido sabiduría al Todo poderoso", agregó.

El Proyecto para la Libertad Religiosa fue presentado por los representantes Guillermo Miranda, María Milagros Charbonier y Carlos "Johnny Méndez". De acuerdo a su exposición de motivos, tenía el propósito de proteger las libertades religiosas de los funcionarios públicos, si el Estado aprueba leyes o reglamentos que no están a la par con las mismas.

Expertos del tema han establecido que permitiría que los trabajadores públicos discriminen qué servicios desean ofrecer a la población según su preferencia religiosa.

Algunos legisladores, como Méndez, han expresado que podrían ir por encima del veto del primer mandatario.

Loading...
Revisa el siguiente artículo