Denuncian graves violaciones contra Nina Droz

Fue detenida en manifestación del pasado 1 de mayo y a quien comité la considera “prisionera política”

Por Inter News Services

El Comité de Amigos y Familiares de Nina Droz Franco, la mujer que fue detenida el pasado 1 de mayo y que se mantiene encarcelada en una prisión de Florida (EE. UU.), denunció hoy, jueves, graves violaciones contra las presas y la fémina, quien es considerada por la agrupación como una “prisionera política”.

En una conferencia de prensa en el Colegio de Abogados, los padres de la mujer, Aurea Franco y Evelio Droz Ramos, dijeron que pese a los malos tratos su hija “se siente bien”.

“Ella dice que se siente bien, pero es para que nosotros no nos sintamos mal”, indicó Droz Ramos, mientras Franco comentó que “yo pienso que ella está fuerte, como un roble nativo, como dice ella.

Para todo lo que venga, ella está preparada emocionalmente. Ella misma se ha superado. Si hubiese sido yo, no sé dónde estuviera. Veo cómo se expresa, cómo escribe y tengo la esperanza de que se siente bastante bien dentro de todo lo que ha sucedido”.

Droz Franco se halla detenida en el Centro de Detención Federal de Tallahassee, después de ser procesada tras los desmanes ocurridos el 1 de mayo de 2017.

Mariana Nogales, portavoz del comité, recordó que la boricua “fue la única persona procesada por las autoridades federales, lo que fue de carácter político y represivo, para escarmentar a las personas ante un panorama de mayor austeridad y decisiones que afectan a la gente”.

Nogales recordó también la conferencia de prensa del 2 de mayo de la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez Vélez, quien dijo que Droz Franco era la “chica que respira fuego”, lo que la vocera consideró “inflamatorio”.

“El procesamiento de Nina fue selectivo, por lo que entendemos que es una prisionera política. A los que destrueroyo no le hicieron nada.

Escogieron a Nina, eso fue un abuso”, añadió sobre la fémina, contra quien la jueza federal Aida Delgado señaló la vista de sentencia para el 8 de marzo en el Tribunal Federal de San Juan.

En cuanto al trato que ha recibido, Nogales denunció que, por ejemplo, tras el ciclón María las presas en el centro de detención federal de Guaynabo recibieron “una botella de agua por día y al siguente no podían salir de sus celdas, que estaban sin agua potable”.

Más tarde, señaló, “las sacaron de noche al aeropuerto, esposadas de manos y pies en velocidades altas. En el avión, estaban esposadas de manos y pies, y así tenían que comer pan, una manzana y galletas”.

A su vez, acusó que en el centro de detención de Tallahassee, en Florida, “ha recibido, junto a las otras reclusas, un trato cruel e inhumano. No se les ha brindado los servicios médicos necesarios”.

Droz se declaró culpable el 12 de julio del pasado año, tras ser detenida el 2 de mayo.

Luego, el 3 de mayo, se le presentaron cargos federales de conspiración e “intentar dañar propiedad en el comercio interestatal a través del fuego”.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo