Ante un nuevo desafío el matrimonio LGBTT en Estados Unidos: la ciudadanía de sus hijos

Dos matrimonios homosexuales luchan porque el gobierno federal reconozca la ciudadanía estadounidense de sus hijos nacidos en países extranjeros

Por David Cordero

Si bien la derogación de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés) en el 2013 y el reconocimiento del matrimonio entre parejas del mismo sexo a partir de junio de 2015 en Estados Unidos, representó un gran logro para la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Transgénero (LGBTT) en el país, dicha victoria abrió las puertas a nuevos retos. Ahora la batalla es por sus hijos, nacidos en el extranjero.

Antes de que fuera legal el matrimonio homosexual en territorio estadounidense, muchas parejas del mismo sexo decidían casarse fuera del país, en alguna nación que sí reconociera dicha unión, con su pareja también estadounidense o extranjera.

No fue hasta que el Tribunal Supremo anulara la ley que prohibía el reconocimiento federal del matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013, que los estadounidenses en tales uniones pudieron traer legalmente a sus cónyuges extranjeros a los Estados Unidos por primera vez. Tal fue el caso de Andrew y su esposo Elad. La pareja se conoció hace 10 años en Tel Aviv, donde eran estudiantes universitarios. Estuvieron comprometidos dos años y se casaron en Canadá en 2010. Para entonces, el matrimonio homosexual todavía era ilegal en los Estados Unidos.

Cuando finalmente pudieron volar al país como matrimonio en 2013, la pareja se mudó a California, donde reside la familia de Andrew y donde siempre habían soñado establecer la suya propia. En ese momento ya habían iniciado el proceso de tener hijos a través de un vientre alquilado en Canadá. El septiembre de 2016, nacieron los gemelos Aiden y Ethan y cuatro meses después, en enero de 2017, llegaron hasta el Consulado General de Estados Unidos en Toronto, para tramitar la ciudadanía de sus hijos.

Nos quedamos impactados por el trato que recibimos en la embajada”, apuntó Andrew, en declaraciones enviadas a Metro World News. “Fue un trato humillante el que recibimos en el consulado en Toronto” añadió Elad, al describir la manera invasiva en que fueron cuestionados acerca de cómo fueron concebidos sus hijos.

Los padres de los gemelos, un ciudadano estadounidense y uno israelí, figuran en los certificados de nacimiento de los infantes y legalmente son los padres exclusivos de los niños, que compartieron el mismo vientre. Pero debido a que Ethan tiene el ADN del padre israelí y Aiden tiene el ADN del padre de Estados Unidos, el gobierno negó a Ethan la ciudadanía. La familia regresó a Estados Unidos en junio de 2017, pero solo lograron la entrada de Ethan al país con un permiso de turista. En diciembre la autorización expiró, por lo que su estatus actualmente es ilegal.

Queremos enfrentar esta medida para que se reconozca a Ethan como ciudadano estadounidense de nacimiento, como su hermano”, apuntó Andrew.

La pareja entabló una demanda ante el tribunal federal, así como Stefania Zaccari y Allison Blixt, un matrimonio homosexual que enfrenta una situación similar.

Allison es ciudadana estadounidense y está residiendo actualmente junto a Stefania –ciudadana italiana– en Londres. Cuando el matrimonio tuvo a Lucas, su primer hijo, intentó registrarlo como ciudadano estadounidense en el consulado de Estados Unidos en Inglaterra, pero los funcionarios negaron la solicitud porque Lucas no era hijo biológico de Allison, que es quien tiene la ciudadanía estadounidense. Stefania concibió al bebé con esperma de donante y lo dio a luz, pero Lucas fue reconocido por el gobierno de Inglaterra como hijo de ambas.

Nos conocimos en el 2006. Yo estaba viviendo en Nueva York y Stefania vivía en Roma. Queríamos vivir en Estados Unidos, pero no teníamos esa opción por causa de DOMA en aquel momento”, explicó Allison. El segundo hijo del matrimonio, concebido de la misma manera pero en el vientre de la ciudadano estadounidense, fue reconocido como ciudadano e Estados Unidos.

Lo que estamos pidiendo a la Corte es que reconozca en ambos casos que las parejas el mismo sexo que están casadas, que tienen hijos nacidos fuera del país, tienen que ser tratados exactamente de la misma forma que en cualquier otra pareja y que sus hijos deben ser declarados ciudadanos estadounidenses”, explicó Aaron C. Morris, director ejecutivo de Immigration Equality, organización con sede en Nueva York que representa a los demandantes.

A pesar del reclamo, el Departamento de Estado señala en su página web que para transferir la ciudadanía estadounidense de un padre a un niño nacido en el extranjero, "se requiere una relación biológica, o una relación de sangre". "Las leyes sobre la adquisición de la ciudadanía estadounidense a través de un padre siempre han contemplado la existencia de una relación de sangre entre el niño y el padre(s) a través del cual se reclama la ciudadanía", dice el reglamento en el portal cibernético.

Las demandas –una en California y la otra en Washington D.C–, por su lado, dicen que la regla es contraria a la Ley de Inmigración y Nacionalidad, que permite a los niños heredar la ciudadanía estadounidense de sus padres casados, siempre y cuando el adulto haya vivido en los Estados Unidos durante cinco años y cumpla con otros requisitos. En Canadá, el gobierno reconoció a Andrew y Elad como los padres legales de ambos niños en el certificado de nacimiento.

Ambos matrimonios impugnan la política que, según alegan, discrimina a las personas LGBTT al negarles la ciudadanía por nacimiento a los hijos de parejas homosexuales, basándose en relaciones de sangre, a pesar del reconocimiento legal de la paternidad.

A diferencia de las parejas heterosexuales, cuando una pareja del mismo sexo va con las mismos tipos de evidencias para demostrar que son un matrimonio y la paternidad (de sus hijos), ellos requieren establecer un relación de ADN y ese requerimiento es ilegal”, apuntó Morris. Mientras tanto, Immigration Equality y ambos matrimonios se encuentran ahora en espera de que el Tribunal anuncie la fecha de la primera vista de los casos.

Calce de foto: En la foto, Elad Dvash-Banks, al fondo a mano izquierda izquierda, y su esposo Andrew Dvash-Banks, al fondo a mano derecha, con sus gemelos, Aiden (esquina izquierdo) y Ethan (esquina derecha). (Ashli Shapiro / Images of Life)

Cita: “Queremos enfrentar esta medida para que se reconozca a Ethan como ciudadano estadounidense de nacimiento, como su hermano”. Andrew Dvash-Banks, lucha en los tribunales por la ciudadanía de sus hijos

Loading...
Revisa el siguiente artículo