Guerra en Afganistán cuesta a EE. UU. $45,000 millones al año

Del 2010 al 2012, el precio para los contribuyentes estadounidenses sobrepasó los $100,000 millones anuales

Por AP

Washington D. C. — La guerra en Afganistán le cuesta $45,000 millones al año a los contribuyentes estadounidenses, y dado que no se vislumbra en el horizonte el fin de este conflicto, quizás tengan que seguir costeándola durante muchos años.

Legisladores, escépticos sobre las posibilidades de una victoria, interrogaron ayer a funcionarios del gobierno del presidente Donald Trump sobre el rumbo de la guerra más larga de Estados Unidos, que ahora entró en su 17mo año. La audiencia de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado ocurre después de que una ola de ataques insurgentes en Kabul dejaran más de 200 muertos.

"Estamos en una situación imposible. No me da esperanzas", expresó el senador republicano Rand Paul.

Randall Schriver, el oficial de mayor rango del Departamento de Defensa en Asia, dijo que el costo anual de $45,000 millones incluye $5,000 millones para las fuerzas afganas y $13,000 millones para las fuerzas estadounidenses dentro de Afganistán. Gran parte del resto es para apoyo logístico. Unos $780 millones van para ayuda económica.

Los costos ahora son significativamente más bajos que durante el nivel más alto de la guerra en Afganistán. Del 2010 al 2012, cuando Estados Unidos tuvo hasta 100,000 soldados en el país, el precio para los contribuyentes estadounidenses sobrepasó los $100,000 millones anuales. Actualmente hay unos 16.000 efectivos estadounidenses en Afganistán.

Senadores republicanos y demócratas resaltaron la escala de la continua inversión de Washington. Hace seis meses, el presidente Donald Trump develó su estrategia para virar el curso de la guerra, sin establecer límites de tiempo para la participación militar estadounidense en Afganistán, diciendo que el plan estaría basado en condiciones del terreno.

Decenas de miles de millones de dólares "están siendo derrochados en Afganistán", dijo el senador republicano Rand Paul. "Estamos en una situación imposible. No me da esperanzas".

El senador demócrata Ed Markey, de Massachusetts, insinuó que esos fondos podrían ser usados más efectivamente para salvar vidas estadounidenses si se invierten en tratamientos para víctimas de abuso de opioides.

Vea también:

Trump sigue describiendo a inmigrantes como delincuentes

Loading...
Revisa el siguiente artículo