Ricardo Rosselló anuncia la creación de escuelas Charter

Es un sistema de privatización del sistema educativo

Por Metro Puerto Rico

El gobernador Ricardo Rosselló anunció hoy en un mensaje televisivo que someterá ante la Asamblea Legislativa una reforma educativa, que incluirá la creación de escuelas Charter, una forma de privatizar el sistema público de enseñanza.

De acuerdo al primer ejecutivo, el sistema educativo local no permite el desarrollo del talento de los educadores y estudiantes del territorio y, por tal razón, su administración decidió establecer la iniciativa de escuelas Alianza, como han identificado la propuesta de privatización.

Mientras, la secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher comentó que "esta nueva ley permitirá que los niños y niñas finalmente se conviertan en la prioridad del sistema que ha estado girando en torno a los adultos”.

De acuerdo a Rosselló, "las Escuelas Alianza permite que ciertas entidades sin fines de lucro, como municipios, universidades o grupos de padres administren ciertas escuelas para mejorar la enseñanza con una administración más eficiente".

Según un comunicado de prensa de Fortaleza, también da la flexibilidad a la secretaria del DE para propiciar Entidades Educativas Certificadas que estarán enfocadas en brindar enseñanza especializada al estudiantado de Educación Especial.

Las Escuelas Alianza serán parte del sistema de educación pública, gratuita y no sectaria de Puerto Rico. Estas escuelas, así como las Entidades Educativas Certificadas que administren las mismas, estarán sujetas a los mismos estándares de evaluación y rendición de cuentas del resto de las escuelas públicas.

De igual forma, el primer ejecutivo anunció que por primera vez en diez años se otorgará un aumento salarial de $125 mensuales a los maestros; también se implantarán beneficios adicionales por logros, lo que se conoce en inglés como career ladder.

De igual forma, se explicó que existirá una reinversión de los ahorros, desglosados de la siguiente forma: $35 millones en servicios de Educación Especial; $38 millones en salarios; $24 millones en libros; $31 millones en remedios provisionales; $4 millones en Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP); $7.5 millones en servicios vocacionales; y $13 millones en equipo.

Asimismo, la Reforma Educativa crea el Programa de Vales Educativos y Libre Selección de Escuelas.

Mediante este programa —que se proyecta pueda comenzar a operar en fases de implementación para el año escolar 2019-2020— se proveen alternativas adicionales para que los padres puedan seleccionar la institución de enseñanza para su hija o hijo.

Se permitirá la selección de la escuela pública, además de la concesión de vales educativos (becas) para seleccionar instituciones privadas de educación costeadas por el Gobierno, según fue detallado en el Plan para Puerto Rico.

Existen decisiones recientes del Tribunal Supremo federal y la estructura de este programa que aseguran su constitucionalidad.

De igual forma, se establecerá una estructura más eficiente basada en un sistema descentralizado de educación. Su fin es destinar más del 75% del presupuesto del DE a las gestiones educativas en los salones y las actividades relacionadas que dan prioridad al estudiantado.

El DE también desarrollará una fórmula presupuestaria de costo promedio por estudiante que tomará en consideración las necesidades especiales de cada uno para la asignación de fondos a cada escuela y a la oficina regional educativa.

Por otra parte, se elimina la estructura anticuada de los distritos escolares —los cuales no tienen autonomía ni poder para hacer cambios en sus regiones— y se consolidan junto a las regiones educativas. Esta nueva estructura se llamará la Oficina Regional Educativa (ORE)

El cambio se busca lograr mayores eficiencias, reducir costos, eliminar redundancia de procesos, dar autonomía y obtener una respuesta más rápida ante diversas situaciones.

Se establecerán siete ORE con autonomía, dirigidas por un superintendente. Esto sustituye las siete regiones y los 28 distritos escolares que dependen de la burocracia centralizada.

La ORE tendrá un activo en la toma de decisiones y ostentará mayor responsabilidad en la administración educativa y académica. En la actualidad, las funciones administrativas se llevan a cabo en las regiones y las funciones académicas en los distritos.

También, se delegarán más responsabilidades a los directores, quienes responderán al superintendente. Estos funcionarios deberán desarrollar un plan para su escuela a fin de evaluar su desempeño, el de la escuela y el del estudiantado.

Asimismo, se modifican las facultades de los Consejos Escolares para dar verdadera autonomía a la comunidad sobre sus escuelas. Ahora, los padres podrán administrar la escuela y los recursos con las Alianzas Escuelas.

Por otra parte, las nuevas Agencias Educativas Locales (LEA, por sus siglas en inglés) tendrán que mejorar los servicios a la población de Educación Especial y establecer programas de integración de estos estudiantes sin discriminarlos. Habrá métricas para corroborar este progreso.

Asimismo, se mantendrá la Secretaría Auxiliar de Servicios Integrados para Personas con Impedimentos, a fin de velar por el servicio que reciben los estudiantes de Educación Especial.

Se creará un diploma modificado para considerar la situación particular de cada estudiante de Educación Especial, en ausencia del diploma de cuarto año.

También se creará el sistema de querellas centralizado en el Departamento de Educación para atender las querellas en primera instancia.

Por otra parte, la fiscalización es otro de los principios identificados en la Reforma Educativa.

La Reforma facultará a la secretaria de Educación establecer un proceso riguroso de evaluación de desempeño del personal y de rendición de cuentas, en el que se puedan identificar sin demora las deficiencias y la forma de atenderlas.

También se establecerá un sistema de evaluación anual de desempeño de las escuelas, el cual permitirá tomar medidas oportunas para su mejoramiento.

Igualmente, se establecerán métricas para el progreso en las materias de Inglés, Español y Matemáticas; el por ciento de graduandos; y otras áreas como logros del maestro y el desarrollo laboral del estudiante.

Además, se creará la Oficina de Apelaciones del Departamento de Educación, la cual resultará en una economía procesal y de recursos para todas las partes.

Esto ayudará a evitar las interrupciones desmedidas al derecho de educación de los estudiantes por casos de personal y que demoran años. El sistema de la Oficina de Apelaciones permitirá flexibilidad al Departamento para tener procesos de personal rápidos y efectivos.

De otro lado, con el objetivo de impactar a la población correccional y lograr su productividad una vez se reinserten a la sociedad, la secretaria deberá concretar acuerdos colaborativos con el Departamento de Corrección y Rehabilitación. Los acuerdos implantarán programas de educación escolar, vocacional y superior.

Algunos puntos que incluye la reforma Educativa:

  • Los superintendentes deben tener conocimiento en educación
  • Facultad completa, facilitando que el dinero llegue a los estudiantes y que no le hayan nombrado un maestro
  • Los directores tendrán que rendir cuentas y demostrar resultados
  • Escuelas Alianzas – conocidas como Escuelas Charter en otras jurisdicciones
  • Programa de vales educativos
Loading...
Revisa el siguiente artículo