Actriz porno niega aventura con Trump

Keith Davidson, el abogado de Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, confirmó la autenticidad de la declaración pero no ofreció más detalles

Por AP

NUEVA YORK — La actriz porno Stormy Daniels, en medio de una gira promocional avivada por pasados alegatos de que tuvo una relación sexual con Donald Trump en 2006, cuando este era un hombre casado, dijo el martes en un comunicado que la supuesta aventura nunca ocurrió.

La declaración llega en un momento curioso para Clifford, quien tras el discurso del presidente sobre el Estado de la Unión apareció en el programa "Jimmy Kimmel Live!" de la cadena ABC.

En semanas recientes ha cambiado de compañías productoras, ha dado una entrevista de TV y ha promovido actuaciones en clubes nudistas con un uso picante del eslogan de campaña de Trump, "Make America Great Again".

Michael Cohen, abogado personal de Trump, ha negado cualquier relación extramarital.

En el programa de Kimmel, Clifford evadió casi todas sus preguntas sobre el supuesto encuentro, ya sea permaneciendo callada o respondiendo con chistes. Abordó, vagamente, la legitimidad de su comunicado de prensa.

Kimmel empezó mostrando una copia del documento y comparando su firma en el mismo con otros ejemplos. No son iguales, dijo, y le preguntó si ella había firmado.

"No sé, ¿lo hice?", dijo Clifford. "Esa no parece mi firma, ¿o sí?".

El presentador le preguntó si esa era una admisión de que el comunicado fue escrito y emitido sin su aprobación, lo que suscitó una sonrisa, una mirada coqueta y una risita de la actriz.

El resto de la entrevista siguió por la misma vena. Clifford esquivó si había firmado un acuerdo de confidencialidad; si una entrevista con la revista In Touch era precisa — "No como está escrita", respondió — y si la transcripción completa de la revista de sus comentarios era veraz.

Cuando Kimmel comenzó a leer detalles de sus supuestos encuentros con Trump, Clifford interrumpió: "Pensé que este era un programa de tertulia, no una película de terror. Porque esa es toda una escala de salario diferente".

La declaración de Clifford, hecha por primera vez en 2011 y nuevamente un mes antes de las elecciones, pasó mayormente desapercibida hasta que el Wall Street Journal reportó a principios de mes que Cohen negoció un pago de 130.000 dólares para Clifford para evitar que hablara de eso públicamente.

Una semana después de ese reporte, la revista In Touch publicó una entrevista de 5.000 palabras que le hizo a Clifford en el 2011 pero que no sacó a la luz luego que Cohen amenazó con demandar al tabloide, The Associated Press ha reportado antes.

En esa entrevista, Clifford describió un solo encuentro sexual con Trump en 2006 cuando él estaba recién casado con su tercera esposa, Melania, así como una relación subsiguiente de años con el astro de la telerrealidad. La revista dijo que corroboró las declaraciones de Clifford con amigos y que la actriz había pasado un detector de mentiras.

En su declaración del martes, Clifford dijo que no estaba negando la relación porque le pagaron una "coima" sino "porque nunca ocurrió".
Ni Cohen ni Clifford han dicho si ella recibió 130.000 dólares, y de ser así por qué.

Un publicista no respondió preguntas sobre el comunicado el martes.

El programa de Kimmel abrió con el anfitrión y Clifford sentados en sillones viendo el discurso de Trump sobre el Estado de la Nación.

"Suficiente de esto. Stormy, muéstrame con el títere lo que él te hizo", le dijo Kimmel sosteniendo un muñeco vestido con camisa y calzoncillos y el característico peinado de Trump.
Clifford sacó una muñeca rubia con la boca tapada con cinta adhesiva, y asintió levemente mientras veía a la cámara.

Loading...
Revisa el siguiente artículo